FANDOM


Hitomiko
Hitomiko78899
Sexo Femenino
Datos del Anime
Ocupación Sacerdotiza
Raza Humana
Relevancia Personaje secundario
Técnicas Barreras, campanas, etc.
Seiyu Fumiko Orikasa

HistoriaEditar

Quince años antes del inicio de la serie, Naraku no quería tener problemas en el futuro con el poder espiritual Hitomiko, por lo que intentó matarla. Sin embargo, incluso a una edad temprana, el poder de Hitomiko fue suficiente no sólo para protegerla con una barrera, sino para causar que Naraku huyera. A temprana edad, Hitomiko vio como su ,maestro murió, pero no antes de que este pudiera decirle que debido a sus grandes poderes espirituales su vida estaría constantemente en peligro y debía enfrentarse a demonios durante el resto de su vida, por lo cual recibió
Hitomiko 1
los cascabeles que utilizó para hacer su poder espiritual más fuerte.


Quince años después, Naraku una vez más hace un atentado contra la vida de la sacerdotisa usando una trampa. Hitomiko trata de ayudar a un aldeano infectado por una telaraña sin saber que estaba cayendo en la trampa del villano: en cuanto ella trata de ayudarle, unas redes de telaraña escapan de su boca y envolviendola. Hitomiko crea una barrera rápidamente al mismo tiempo en que aparentemente extermina al demonio. Los aldeanos corren hacia ella preocupados, sin embargo Hitomiko los calma diciendo que está bien y que el demonio ha sido exterminado, de pronto escucha la siniestra risa de Naraku tras ella y aunque no puede verlo, un temblor se apodera de su cuerpo, pensando que ya ha escuchado esa voz antes, en el momento, la joven cae inconsciente al suelo y los aldeanos se apresuran hacia ella alarmados. Hitomiko se debilita y queda agonizante, lamentado su imprudencia al no darse cuenta que la telaraña la había atrapado desde el principio, sabiendo que moriría, pidió a los aldeanos cortarle la cabeza y separarla de su cierpo. Con estas últimas palabras, ella murió. Sin embargo, a pesar de que esa era su última voluntad antes de morir, los aldeanos enterraron su cuerpo completo por respeto a ella.

Pequeña Hitomiko

Cuando Kagome y el grupo está escuchando la desafortunada historia de lo sucedido a la sacerdotisa, Hitomiko llega, asustando a los aldeanos que la creían muerta, en un principio especulan que resucitó pero Inuyasha les informa que es imposible que siga viva pues emana de ella un olor a cadáver, en seguida nuestro grupo de héroes nota que una gran cantidad de telarañas la cubren. Hitomiko se dirige solamente a Kagome, advirtiéndole que si no abandona el pueblo acabaría con su vida, sus palabras enfurecen a Inuyasha quien empuñando a Tessaiga (colmillo de acero) intenta alcanzarla, la sacerdotisa le asegura que no podrá acabar con ella aunque corte las telarañas antes de desaparecer, los aldeanos suplican ayuda después de que el monje Miroku al analizar la situación llegue a la conclusión de que la petición de la señorita Hitomiko de cortar su cabeza al morir era porque temía lo que pasaría.

Hitomiko se ve entonces atada en las telarañas de Naraku, incapaz de pelear contra él. Naraku se burla de ella, diciéndole lo exhausta que está después de toda una vida luchando incesantemente contra demonios, asegurando que le concedió lo que más deseaba y por ello debe hacerle un favor a cambio. Robar los poderes espirituales de Kagome y matarla.
0.jpg

Sacerdotisa Hitomiko

Mientras llevan a cabo un pequeño combate contra las telarañas al intentar llegar al templo de la sacerdotisa, se topan con una barrera de energía que les impide la entrada, Hitomiko aparece explicando que las armas serán inútiles ya que sólo otra sacerdotisa puede romper su barrera, Kagome intentando encontrar un solución, deduce que rompiendo los cascabeles que se encuentran entre las telarañas la barrera se rompería, su flecha da en el blanco, pero los resultados no son los esperados, Kagome es arrastrada dentro del campo dejando a Inuyasha y a los demás desesperados e impotentes sin poder ir tras ella. Una vez ha logrado capturarla Hitomiko se cuestiona sobre por qué Naraku quiere robar unos poderes espirituales tan débiles, Kagome al verla le dicen que ella está en ese lugar porque quiere salvarla de lo que la sacerdotisa se burla, después de herirla para poder utilizar su sangre Hitomiko empieza a preguntarle si sabe porque lleva el nombre de Kagome, comentado que dicho nombre esconde grandes poderes que ella posee desde el día en que nació, en ese momento Kagome no entiende porque le dice esas cosas, de pronto, se da cuenta que ha quedado encerrada cuando la sacerdotisa haciendo referencia al juego infantil le dice que es como un pájaro enjaulado, pues la sangre que derramó con sus heridas forman una barrera que le impide salir o moverse, sin embargo, Hitomiko se asombra al darse cuenta que puede moverse al verla apuntando con una de sus flechas a Naraku, una vez que Kagome dispara la flecha, se da cuenta que su objetivo es tomar los poderes espirituales de el arco que lleva Kagome. Hitomiko le dice que el arco fue creado para otra persona y que sólo esa persona podría utilizarlo le hace ver que no sabe usar los poderes del arco, pues lo único que hace es disparar a lo que ve, y de esa manera, no podría salvarla, ella le pide nuevamente que se marche y deje el arco, así tendría piedad y la dejaría vivir. En ese momento Naraku la cubre con telarañas inmovilizando su cuerpo, dejando ver a Kagome una araña en el pecho de la sacerdotisa, Naraku le dos opciones: Matar a Hitomiko disparandole con una de sus flechas, sabiendo que ella serpa enviada al infierno para así salvarse, corrompiendo su corazón en el proceso o permitir a Hitomiko matarla.
Hitomiko (8)

El círculo se vuelve fuego luego de que la sacerdotisa se acerque pero Kagome logra escapar al disparar con una flecha hacía los cascabeles, intentar correr pero fuego empieza a esparcirse por todas partes, Hitomiko le dice que el fuego está creado a partir de su sangre y que mientras más se acerque se volverá más fuerte, Kagome corre lejos de mientras analiza lo que la sacerdotisa le dijo acerca de su arco y como no lo estaba usando correctamente.

Hitomiko aparece mostrándole un horrible escenario (el infierno), ella se acerca a Kagome tomándola por por la garganta mientras nuevamente pregunta por qué le dieron ese nombre, diciendo que si ella no es capaz de entenderlo, su destino era quemarse en las llamas del infierno. Durante esto, el aspecto Hitomiko se vuelve más demoníaco, largos colmillos y garras en las manos. Kagome logra liberarse de su agarre pero Hitomiko expulsa más telarañas que al instante se cubren de fuego, ella le dice que aunque las llamas jamás consuman su cuerpo sentirá el dolor de estar quemándose por toda la eternidad, Kagome sintiéndose impotente pide ayuda, Hitomiko habla, preguntando cómo planeaba salvarla si no tenía poder suficiente para salvarse a sí misma.

Kagome afirma que cuando Hitomiko la asfixiaba, podía sentir una emoción fuerte, al principio piensa que es angustia, pero luego se corrige diciendo que lo que siento en realidad era una profunda tristeza. Se dice así misma que no puede abandonarla, en ese momento una serie de flashbacks de su infancia que la hacen darse cuenta de sus verdaderos poderes, así, haciendo con sus poderes espirituales y utilizando el poder del arco, apunta con una flecha directamente a una figura en forma de estrella en el centro de la araña la flecha desaparece atravesando a Naraku detrás de la sacerdotisa.

Araña

Hitomiko se libera de su control, una luz que emana de ella envuelven todo y las telas que cubrían el templo desaparecen junto con la barrera que impedía el paso a los demás. Hitomiko le dice Kagome que es todo un misterio, siendo capaz de combinar sus poderes con los del arco, pero le dice que sólo pudo hacerlo en ese ocasión ya que algo estaba sellado de sus verdaderos poderes espirituales. Hitomiko no agradece directamente a Kagome por liberarla pero al debilitarse su cuerpo mientras Kagome la sujeta, sus últimas palabras y su sonrisa fueron como un sincero agradecimiento, incluso Sango comenta que su rostro mostraba que estaba en paz.

HabilidadesEditar

  • Barrera: son capaces de protegerla mediante la creación de una especie de esfera a su alrededor. Esta fue lo suficientemente fuerte como para evitar que el mortal veneno de Naraku la asesinara cuando ella era joven. Después de Naraku la ha matado y está bajo su control, sus barreras son lo suficientemente fuertes para evitar incluso la Tessaiga roja. Según Hitomiko, sólo otra sacerdotisa puede destruir la barrera. Si esto es cierto o no es desconocido como el poder de Kagome, de acuerdo con Hitomiko, eran demasiado débiles
  • Campanas: Hitomiko se ha visto con estos cascabeles, también llamadas Kagura Suzu desde que era niña. Las campanas han demostrado que funciona sólo cuando la sangre de la víctima.
    Hitomiko101

Kagome se cortó con los poderes espirituales que salieron de ellos y formó un anillo alrededor de ella, evitando que se mueva. Además, cuando las campanas se entrelazan con las redes de Naraku, que utilizan la sangre de Kagome quema cuando da un paso cerca de ellos. Si las campanas podía hacer estas cosas antes de Naraku tomó el control de ella son desconocidos.

  • Conjuros: Cuando era niña Hitomiko fue capaz de utilizar un hechizo para que Naraku huyera. Con la sangre de Kagome, ella es capaz de hacer que las llamas que se intensifican cada vez que Kagome se acerca a ellos.