InuYasha Wiki
Advertisement
Borrar El artículo Rin se encuentra semiprotegido para evitar acciones de vandalismo y spoilers

Dichos usuarios pueden discutir cambios, pedir la desprotección, iniciar sesión, o crear una cuenta.

Cuando yo muera... ¿podría prometerme que no se olvidará de mí?
— Rin a Sesshomaru.

Rin («りん»? Lin en Latinoamerica) era una niña huérfana que acompaño en sus viajes al perro daiyōkai Sesshōmaru.

Como una mujer adulta, Rin estuvo encerrada dentro del Árbol de las Edades, siendo custodiada por el espiritu de este y su esposo, Sesshōmaru,[2] debido a que fue víctima de una maldición arrojada por la daiyōkai Zero. Rin también es la madre humana de las hermanas gemelas hanyō Towa y Setsuna quienes arriesgaron su vida para lograr liberarla de la maldición.

Apariencia

Diseño de Rin en su niñez.

En su primera aparición hasta el final de InuYasha, Rin es una típica niña campesina muy pequeña de piel clara, ojos castaños brillantes y un cabello largo negro. Ella tiene flequillo, pero tiene atada con una liga gris claro y luego naranja una pequeña cola de caballo en el lado derecho que sobresale frente a su cara.

En Hanyō no Yashahime, Rin ha crecido a una joven adulta alta, delgada y esbelta. Ella ya no se ata el cabello, y su cara es similar a la de Kagome.

Atuendos

El atuendo inicial de Rin era un kosode ordinario, sucio y de color rosa oscuro alquitranado que llegaba justo debajo de sus rodillas. Cuando comenzó a acompañar a Sesshōmaru, vestía un kosode a cuadros amarillo y naranja que se extendía hasta los tobillos, y una faja de obi verde que se ataba a la espalda. Una vez que vivió con Kaede, Rin fue vista usando hermosos kimonos que Sesshōmaru le trajo de obsequio. Uno de estos kimonos era lila y morado con mariposas amarillas y una faja de obi rosa, y también se la vio recibiendo un kimono de color rosa claro con líneas de color rosa oscuro, puntos amarillos y patrones en forma de linterna.

En Hanyō no Yashahime, antes de ser maldecida por Zero,[3] Rin vestía una versión más grande del kimono morado y lila que le dieron cuando vivía con Kaede, y también usaba sandalias marrones tejidas. Durante el nacimiento de sus hijas y después de ser sellada en el Árbol Sagrado de las Edades, ella viste un Nagajuban blanco con mangas medianamente abiertas como las de Sesshomarū, y una faja de obi lila gris en su cintura la cual es la prenda interior de su kimono.

Personalidad

Rin, en InuYasha, es una dulce niña e inocente que cree que la vida es algo para atesorar.[4] Antes de conocer a Sesshōmaru y unirse a él, Rin vivía completamente sola y no hablaba. Sin embargo, todavía tenía un corazón lo suficientemente fuerte como para ayudar al misterioso daiyōkai cuando lo encontró en el bosque. Sus esfuerzos no fueron particularmente bienvenidos, pero estaba decidida a ayudarlo.[5] Desde que fue revivida por Colmillo Sagrado de Sesshōmaru, Rin siempre ha parecido feliz. Constantemente muestra que tiene un espíritu muy libre. Disfruta inventando canciones, a menudo sobre Sesshōmaru y Jaken, y solía cantar cuando estaba sola (o con Ah-Un), esperando el regreso de estos.[6]

Se acercaba inocentemente a amigos o enemigos debido a su curiosidad infantil. El gentil corazón de Rin le dio la fuerza para confiar siempre en las buenas intenciones de las personas,[4] por lo que no guarda rencor hacia nadie que la haya ofendido. Como en el caso de Kagura, Rin llegó a arriesgar su propia vida entrando en un río con una fuerte corriente para rescatarla, a pesar de que Kagura había secuestrado a Rin en el pasado.[7] Su voluntad de hacer todo lo posible por aquellos a quienes ama fue presenciada por el hanyō Jinenji, quien comparó su fuerza con la de Kagome.[8]

Debido a que fue testigo del salvaje asesinato de toda su familia a manos de bandidos, cree firmemente que los humanos dan más miedo que los demonios. Ella ha dicho que "los humanos andan por ahí matando gente sin ninguna razón". Rin parecía estar bien con otros niños humanos de su edad, pero es desconfiaba con la mayoría de los adultos.[9] Aun así, siempre fue muy respetuosa con sus mayores, dirigiéndose a ellos con un título adecuado como "Señorita Kagome"[10], o "Amo Sesshōmaru". También hace todo lo posible para agradecer adecuadamente si alguien le ayuda.

La fe de Rin en Sesshōmaru es tan grande que ella no parece molestarse por que asesine a otros demonios delante de ella o cuando lo ve en forma de demonio. Fácilmente ignora tales visiones. Es posible que presenciar la masacre de su familia le ayudó a desarrollar esta tolerancia. Además ha influenciado mucho en la actitud de Sesshomaru, quien se muestra protector y compasivo ante ella. Rin lo sigue a todas partes, excepto cuando este va a la batallas, ya que él no desea que ella se involucre en alguna situación peligrosa. Ella también tiene buena relación con Jaken, Kohaku y Ah-Un.

Actualmente, en Hanyō no Yashahime, Rin creció y como adulta mantiene el mismo espíritu alegre y amable. El haber decidido casarse con Sesshōmaru, hizo que su confianza en él incrementara a tal punto que permitiera que se llevará a las gemelas Towa y Setsuna cuando recién les había dado a luz, todo esto fue por el bienestar de las gemelas, debido a que Zero mandó a Joka, la líder de los demonios Ka a asesinar a las hanyō. En el momento en que el daiyōkai se retiró de la cabaña junto con las gemelas en su brazo, Rin dijo en un susurro “Señor Sesshōmaru, tengo fe en usted” y posterior a esto, Rin llamó a Jaken y el yōkai le dijo “déjame el resto a mí” demostrando la complicidad entre la pareja, sintiéndose segura y convencida que Sesshōmaru haría lo que esté a su alcance para proteger a las gemelas de la muerte a manos de Kirinmaru y su hermana mayor, Zero.

Después de que Zero dejara en Rin dos maldiciones, una en la que su cuerpo se cubriría con escamas de plata que la matará una vez que esto ocurra y otra en la que su vida estará conectada a la de Zero imposibilitando el poder matar a esta última ya que también le ocasionaría su muerte, Rin se muestra dispuesta a sacrificar su vida contal de poder proteger a sus hijas a las cuales no había visto en persona [3] sorprendiendo a Sesshomaru demostrando su increíble amor por sus hijas.

Otro rasgo importante de su personalidad es el hecho de que Rin habla con una educación impresionante ante cualquiera usando distintos honoríficos dependiendo de la persona, no dejando de llamar a Sesshōmaru con el sufijo -sama a pesar de estar casados. Incluso también se refiere a Zero, la yokai que casi la mata con el mismo modo demostrando que ella tampoco es rencorosa.

A pesar de haberse liberado de su maldición, Rin conserva aún ese increíble espíritu de valentía, al no mostrar ningún tipo de temor ante un Daiyokai del calibre de Kirinmaru cuando éste buscaba a su esposo para acabar con el encuentro que tenían pendiente[11] ni siquiera cuando éste desenfundó su espada para pretender hacerle daño.

De la misma manera que demuestra un amor incondicional por sus hijas, Rin también demuestra ser una esposa muy fuerte, reconociendo que durante todos estos años que duró separada de sus hijas, pudo comprender las razones que tuvo Sesshōmaru para llevarse a sus hijas cuando éstas nacieron, refiriéndose a ambas de manera bastante directa que ellas son las hijas de su padre y que aunque es duro, ellas tienen una misión que deben cumplir prometiendole a ambas niñas que cuando acabe todo el problema que tienen entre manos, podrá abrazarlas junto a su padre como ella lo ha querido [12].

Historia

Primeros años

Rin fue testigo de cómo sus padres y hermanos fueron salvajemente asesinados por bandidos cuando aún era muy joven. Esto la atormentó con pesadillas y le creo un miedo generalizado hacia los humanos.[13] Estaba tan traumatizada que perdió la voz y se quedó muda.[4] Ella nunca habló con la gente del pueblo en el que fue criada, por lo que los aldeanos a menudo se frustraban con su comportamiento extraño y actuaban con dureza hacia ella. Incluso cuando los aldeanos la golpeaban o regañaban, Rin permanecía sumisa y no respondía.[14]

Conociendo a Sesshōmaru

Rin con un herido Sesshōmaru

Por lo general, a Rin se le permitía hacer lo que quisiera, siempre y cuando no molestara a los aldeanos. Conoció a Sesshōmaru en un bosque cerca de su aldea. El estaba herido y ella trató sin descanso y sin miedo de ayudarlo, a pesar de que él no aceptaba su ayuda. Ella se tomó la molestia de encontrar comida en las reservas del pueblo o en el bosque, y le llevó esta comida. Sesshōmaru nunca comió ni aceptó la ayuda que ella le dio, pero ella continuó con sus acciones. La sorprendieron rebuscando en una de las conservas de pescado de la aldea, y algunos hombres de la aldea la golpearon y le advirtieron que no volviera a hacerlo[5]. Mas tarde, las heridas visibles de Rin despertaron la curiosidad de Sesshōmaru, y él le preguntó sobre ellas. Esto provocó una sonrisa radiante en el rostro magullado de Rin. Sesshōmaru se burló de ella, preguntándose en silencio qué la había hecho tan feliz de repente.

Cuando Rin regresó a su casa más tarde ese día, descubrió a un ladrón revisando sus pertenencias. Ella se sorprendió y se quedó en la puerta, asustada por el hombre. Cuando él se dio cuenta de que ella estaba allí, escucharon los sonidos de la tribu Lobo-Demonio atacando la aldea y buscando al ladrón. Mientras el ladrón huía, Rin se dio cuenta de que tenía que alejarse de la aldea. Corrió hacia el bosque, esperando escapar con vida. Sin embargo, los lobos la persiguieron y la asesinaron. Sus últimos pensamientos fueron sobre Sesshōmaru.

Rin sonríendole a Sesshōmaru.

Posteriormente, Sesshōmaru estaba nuevamente junto a Jaken cuando percibió el olor de la sangre y descubre el cadáver de Rin. Su muerte no le interesaba y había planeado continuar su camino, pero recordó la sonrisa de Rin por lo que desenvainó a Colmillo Sagrado cuando esta comenzó a latir[4], lo que permitió que viera a los mensajeros del otro mundo que rodeaban su cadáver. Para satisfacer su repentina curiosidad, prueba la espada y mató a los mensajeros. Una vez que lo hizo, Sesshōmaru se arrodilló y se sintió satisfecho cuando Rin abrió los ojos. Sintiendo que su tarea estaba completa, se levantó y continuó su camino, ignorando las preguntas de Jaken. Rin lo siguió y se convirtió en parte de su grupo desde entonces. Recuperó la capacidad de hablar cuando fue revivida, por lo que hablaba muy a menudo con Jaken, A-Un[15] y Sesshōmaru aunque este último no le respondiera.

Rin y Jaken

Rin, siendo una niña sin habilidades de combate, presentó el problema de convertirse en una carga para Sesshōmaru cuando este luchaba. Ella permanecía obedientemente en lugares seguros lejos de los campos de batalla como le había dicho, a menudo esperando su regreso junto con A-Un y Jaken. También le dijeron que tendría que arreglárselas sola si alguna vez tenía hambre. Esto no la desconcertó, y estuvo de acuerdo porque ya sabía cómo sobrevivir por sí misma. Sesshōmaru hizo que Jaken la acompañara para ayudarla siempre que fuera en busca de comida.[16]

Utilizada como cebo

Naraku, empeñado en profanar la Perla de Shikon, había entrado en conflicto con el hermano de Sesshōmaru, Inuyasha . Por lo que en un intento de forzar la cooperación de Sesshōmaru para terminar con la vida de Inuyasha, Naraku ordenó a su encarnación Kagura que secuestrara a Rin.[16]

Rin estaba en un campo de melones con Jaken, tratando de encontrar algo para comer, cuando Kagura apareció y la secuestró.[17] Cuando Rin despertó, se encontró en una habitación con un niño llamado Kohaku , quien estaba destinado a mantenerla allí bajo las órdenes de Naraku, aunque Rin no era consciente de su participación. Trató de escapar, pero el lugar estaba rodeado de yōkai a los que no podía enfrentarse por sí misma. Durante el tiempo que estuvo atrapada allí, Rin rápidamente se unió a Kohaku, quien fue el primer humano a quien ella realmente tuvo la oportunidad de hablar desde que habia revivido. Ella compartió con él el melón que había obtenido de los campos y después de hacerle un montón de preguntas le contó sobre la masacre de su familia. Él le contó que no recordaba nada de su pasado y su vínculo se hizo más fuerte[13].

Mientras tanto, el grupo de Inuyasha formado por la hermana de Kohaku, Sango, el monje Miroku y Kagome Higurashi llegaron en busca de Kohaku. Kohaku alejó a Rin del grupo mientras luchaban contra los yōkai de afuera.

Rin y Kohaku

Mientras estaban corriendo, Kohaku recibió la orden de Naraku de matar a Rin. Sin poder tener otra elección, Kohaku la atacó. Rin cayó inconsciente durante el intento, pero antes de que Kohaku pudiera cumplir sus órdenes, apareció Sesshōmaru. Kohaku atacó a Sesshōmaru justo cuando aparecía Inuyasha y Kagome; Kagome inmediatamente verificó a Rin antes de pedirle a Sesshōmaru que no matara a Kohaku. Sesshōmaru inicialmente ignoró la solicitud, pero ver la falta de emoción en los ojos de Kohaku hizo que el daiyōkai perdiera el interés en matarlo.

Rin se despertó a tiempo para ver a Kohaku escapar con Kagura. Ella estaba complacida al ver a Sesshōmaru, y cuando él partió, Rin se despidió alegremente de Kagome antes de seguirlo.

Más tarde, Sesshōmaru entró en conflicto con algunos miembros de Los Siete Guerreros. Rin y Jaken estuvieron presentes durante un enfrentamiento con Jakotsu. Había escuchado rumores de que Rin era el punto débil de Sesshōmaru[18], y planeaba capturarla para usarla como cebo.

Cuando Rin y Jaken huyeron de la escena para evitar distraer a Sesshōmaru, se encontraron frente a otro miembro de los Siete Guerreros: Suikotsu, un hombre con personalidades divididas. El puente colapsó por los esfuerzos de Jaken por proteger a Rin, y la joven quedó inconsciente por una caída. Cuando recuperó la conciencia, Suikotsu la llevaba a la aldea donde trabajaba como médico. Su personalidad parecía haber vuelto a su lado bondadoso, y Rin lo siguió a pesar de sus recelos iniciales. Pronto se reveló que simplemente estaba actuando; una vez que se acercaron los aldeanos, los masacró con indiferencia[19]. Rin intentó huir, pero fue capturado por Jakotsu, quien los había seguido hasta la aldea.

Kikyo, Sesshōmaru y Rin

Con su objetivo de capturarla logrado, Jakotsu llevó a una luchadora Rin al Monte Hakurei, con Suikotsu a su lado. Como se predijo, el plan atrajo a Sesshōmaru hacia la barrera sagrada. Rin estaba encantada de verlo, pero el conflicto resultante la hizo caer con las garras de Suikotsu en su garganta. Rin estaba indefensa, y probablemente habría muerto si no hubiera sido por la llegada perfectamente sincronizada de Kikyō y su flecha sagrada . Sin embargo, una vez que Suikotsu fue atravesado por la flecha, Rin corrió al lado de Sesshōmaru y observó desde allí mientras Suikotsu se enfrentaba a Kikyo. Después de que Jakotsu escapara con los fragmentos de la Perla, El propio Suikotsu volvió a ser nada más que huesos. Rin aprovechó la oportunidad para acercarse a Kikyo y expresó su gratitud por salvarla[19].

Juntos con el Señor Sesshomaru para siempre

Cuando Rin estaba buscando comida en un bosque, un grupo de monjes liderados por el monje Ungai se acercó a ella. Asustada de los hombres humanos, escapó en Ah-Un y regresó con Jaken Esa noche, le preguntó a Jaken sobre los planes de Sesshōmaru después de derrotar al malvado hanyō Naraku. Preguntó cuál será su papel en el futuro "imperio" de Sesshōmaru y protestó enormemente cuando Jaken insinuó que no estaría viva para verlo con sus propios ojos.

Esa misma noche, Rin entro en trance y y fue atraída por el sonido de una flauta que tocaba el yōkai Ongokuki. Cuando recuperó la conciencia, estaba en una cueva de otros niños humanos y les dijo que los bandidos dan más miedo que los yokai. También expresó su confianza en que "él" vendrá a salvarla. Entonces, se sentó en la cueva y esperó pacientemente. Cuando Ungai llegó con su grupo, ella no quería ir con ellos. Luchó cuando Ungai trató de tomarla por la fuerza y ​​llamó a gritos a Sesshōmaru para que la ayudara. Cuando Sesshōmaru apareció, Rin trató de llegar a él, pero Ungai no la soltó, luchó pero no pudo derrotarlo. Cuando finalmente fue liberada, eligió seguir a Sesshōmaru a pesar de las protestas de Ungai. Mientra se iba se despidió de Ungai con una sonrisa.[9]

Segunda muerte

Durante la búsqueda de Moryomaru, Sesshōmaru se encontró con Byakuya atacando al amigo de Rin, Kohaku. Después de asustar sin esfuerzo a Byakuya, Sesshōmaru evitó que Rin tocara y ayudará a Kohaku debido a las serpientes venenosas[20]. Se retiraron a una cueva cercana, donde Rin se preocupaba incesantemente por su amigo envenenado. A pesar de sus protestas, Kohaku se sintió convencido de que debía sacrificar a Kikyo para contribuir a la derrota de Naraku Antes de que Kohaku pudiera seguir adelante con su plan de irse antes de recuperarse por completo, Sesshōmaru le dio la noticia de que ella ya había fallecido[21].

Kohaku terminó uniéndose a su grupo en su próxima misión, que era buscar a la madre de Sesshōmaru para poder fortalecer la técnica más nueva de Colmillo Sagrado , el Meidō Zangetsuha . Después de llegar a su palacio en el cielo, la madre de Sesshōmaru trajo un perro del inframundo. Aunque Sesshōmaru usó su nueva técnica contra el perro, no se vio afectado y dirigió su atención a los dos humanos: Rin y Kohaku. El sabueso se metió a ambos en la boca antes de retirarse a través del portal abierto por el Meidō de Sesshōmaru. El camino que siguió lo llevó más y más al inframundo, y la vida de Rin se agotó rápidamente.

Sesshōmaru persiguió y usó su espada para cortar al perro por la mitad, dando tiempo a que Kohaku recuperara la conciencia (su vida fue sostenida por el fragmento de Shikon incrustado en su cuello) antes de que fueran atacados por yōkais . Sesshōmaru hizo que Kohaku tomara a Rin y corriera, sin darse cuenta de su muerte, mientras eliminaba a sus atacantes. Una vez que su camino fue despejado y continuaron, Kohaku notó que la respiración de Rin se había detenido. Sesshōmaru estaba visiblemente sorprendido, aunque se recuperó y mantuvo su máscara de indiferencia incluso cuando Colmillo Sagrado se negó a ayudarla. Antes de que se pudiera hacer más, aparece la oscuridad y se lleva a Rin. Sesshōmaru ignoró a su madre abriendo otro portal y advirtiéndole que era su única oportunidad de escapar; el daiyōkai optó por perseguir a Rin, y fue seguido de cerca por Kohaku.

Rin vuelve a la vida, por segunda ocasión

Al final del camino, se encontraron con el Guardián del Inframundo, que sostenía a Rin mientras se elevaba sobre una pila de cadáveres. Sesshōmaru mató al Guardián con poco esfuerzo. Cuando sostuvo su cuerpo sin vida, él se encontró en un tormento emocional. Colmillo Sagrado continuó rechazando su deseo de salvar a Rin, y su dolor lo llevó a abandonar verbalmente la espada, dejándola "morir".

Cuando la montaña de cadáveres rodeó al trío, Sesshōmaru se recompuso y reclamó a Colmillo Sagrado, siguiendo la voluntad de la espada y purificando los cuerpos. La purificación abrió otro portal de regreso al castillo de su madre y, todavía cargando el cadáver de Rin, salió tranquilamente del inframundo con Kohaku a su lado. Su madre le reveló que Colmillo Sagrado no puede resucitar a una persona dos veces. Consciente del dolor que le produjo a Sesshōmaru su madre revela su Meidō Stone.

La piedra revivió a Rin una vez colocada alrededor de su cuello, y se despertó con Sesshōmaru junto a ella. Y no estaba consciente de lo sucedido durante la última hora. La madre de Sesshōmaru dejó en claro que esta era su última oportunidad en la vida y que ninguna fuerza podría prolongarla más.[22]

Batalla final contra Naraku

Rin se vería afectada por la encarnación del mal dentro de la Perla de Shikon desatada por Naraku y llevada para ser utilizada como cebo para evitar que alguien use sus poderes destructivos sobre él y su enorme cuerpo de araña. Ella es rescatada sin embargo y junto con Kohaku que viaja en A-Un ayudaría a la destrucción de Naraku.

Vida posterior

Tres años después de la destrucción permanente de las perlas de Shikon, la anciana Kaede asumió el deber de criar a Rin en su aldea para que se acostumbrara a vivir entre otros humanos. Inuyasha declaró que esto era una "práctica" para devolver a Rin a una aldea humana o cualquier vida que ella eligiera. Sesshōmaru visitaba a Rin con regularidad, normalmente trayendo regalos para ella (por ejemplo, nuevos kimonos ).

Rin ayudaba a Kaede con las tareas diarias y en ocasiones especiales como el nacimiento de Hisui, a quien ayudó a limpiar después de su nacimiento[23].

Seis meses después, Rin casi es víctima de Ne no Kubi , pero se salvó ya que Sesshōmaru se quedó para protegerla a ella y a los hijos de Sango[24], mientras que la exterminadora y el grupo Inuyasha fueron a lidiar con el yokai[25].

Hanyō no Yashahime

Rin luego de dar a luz a sus hijas.

Catorce años antes de los eventos de Hanyo no Yashahime, Rin tuvo junto a Sesshomaru[26], dos gemelas hanyō a las cuales ella nombraría Towa y Setsuna. En el momento en que Rin dió a luz a las gemelas se encontraba en una cabaña junto con Kaede, Sango y Kagome. Luego del parto, Sesshōmaru, alertado de las peligrosas intenciones de Zero al querer hacer daño a sus hijas, entró en dicha cabaña y se llevó a sus hijas con él siendo estas apenas unas bebés[27] ante esto, las mujeres presentes cuestionaron su acción y el daiyōkai les responde que es un rito de “valentía y cobardía”, llevándolas al bosque por su seguridad y protegiéndolas con una barrera de protección hecha por el báculo de dos cabezas de Jaken. Cuatro años después las niñas se separaron a causa de un incendio forestal causado por Homura bajo las ordenes de Zero[28], mientras que Towa fue trasportada al Japón actual, Setsuna que quedo en la era feudal[29] y perdió todos sus recuerdos debido a la mariposa de los sueños cuya crisálida le fue insertada en su cuello para que, a cambio de su capacidad para dormir y sus recuerdos, retrase todo lo posible la Maldición de las Escamas Plateadas que Zero lanzó contra ella[3]. Ambas niñas desconocen quién es su madre[27] y fue después de diez años separadas que descubrieron quien era su padre[2].

Zero maldice a Rin.

Al mismo tiempo que Inuyasha y Sesshomaru destruían al Cometa Aciago, Zero logró dar con la ubicación de Rin; una vez se encuentra con ella, Zero comienza aduciendo que su objetivo es asesinar a todos los descendientes Hanyo de Inu no Taisho ya que su sola existencia es una amenaza para Kirinmaru, por lo que le exige saber en dónde ocultaron a sus hijas gemelas.

Zero vincula su vida a la de Rin.

Al no obtener respuesta alguna de Rin, Zero lanza al cuello de la joven una escama plateada que es una maldición que amenaza con terminar con su vida una vez que las escamas recubran su cuerpo completamente. Sesshomaru al ver a su amada en peligro, intenta atacar a Zero, pero ésta le lanza un segundo hechizo a Rin con el cual vincula su vida a la de la joven humana, diciéndole a Sesshomaru que puede matarla si lo desea para poder deshacer el encantamiento anterior lanzado sobre ella, pero que si la mata, también le ocasionará la muerte a Rin.

Rin con tal de proteger a sus hijas, le pide a Sesshomaru que la mate.

Ante la desesperación del momento, Jaken con tal de salvar la vida de Rin, intenta revelar el paradero de Towa y Setsuna pero Rin se lo impide [3] para luego decirle a Sesshomaru que si con su muerte puede proteger a las hijas que nunca ha visto, está dispuesta a sacrificar su vida contal de protegerlas mientras que le agarra sus manos a Sesshomaru y apunta a Colmillo Explosivo hacia su cuello dejando a éste último sorprendido. Inmediatamente cuando Zero se marcha, Rin se desmaya y cae inconsciente por efectos de la maldición de la Escama plateada que se expande rápidamente en su cuerpo, a lo que Jaken decide que para evitar que la maldición se extienda por el cuerpo de Rin, es necesario encerrarla en el interior del Árbol de las edades.

El Espíritu del árbol de las eras aconseja a Jaken plantar una crisálida de la Mariposa de los sueños en Setsuna para detener el efecto de la maldición de Zero en Rin.

Sin embargo la maldición es más poderosa de lo que habían previsto por lo que el Espíritu del árbol de las eras aconseja a Jaken colocar en el interior del árbol una crisálida de la Mariposa de los sueños y otra en el cuello de Setsuna para de ese modo retrasar la maldición a cambio de la capacidad de dormir y los recuerdos de la infancia de su hija Setsuna.

Sesshōmaru cuida de Rin

Desde entonces, Rin se encuentra dentro del Árbol de las Edades en un estado de sueño incesante mientras Sesshomaru y el Espíritu del Árbol de las eras vigilan su seguridad.[2]

Habilidades

Rin

Rin carecía de habilidades de lucha y no podía defenderse cuando era atacada. No tenía armas y, a menudo, se veía obligada a huir a un lugar seguro cuando la atacaban. Las únicas habilidades que tenía estaban relacionadas con la supervivencia. Aunque menores, estas habilidades fueron vitales para sobrevivir como vagabundo en la era feudal de Japón.

  • Saqueo: Rin estaba muy familiarizada con lo duro que puede ser el mundo y estaba acostumbrada a saquear los campos de las aldeas y robar comida para sobrevivir.[4] Jaken solía ser su vigía cada vez que saqueaba comida. Ella tenía mucha práctica con esta habilidad antes y después de unirse al séquito de Sesshōmaru.
  • Hurgar: Rin podía pescar por sí misma,[30] así como forrajear hongos, bayas y otros alimentos en los bosques. Ella sabía qué tipo de alimentos eran comestibles en los bosques y pudo mantenerse de esta manera.

Relaciones

Equipo

Sesshōmaru

Rin y Sesshōmaru comparten un vínculo estrecho. Fue la sonrisa y la inocencia de Rin lo que plantó las primeras semillas de compasión en el corazón de Sesshōmaru. Cuando Rin fue herida por los aldeanos cerca de donde vivía, Sesshōmaru expresó curiosidad por sus heridas, provocando una sonrisa en la joven. Más tarde, cuando la aldea fue atacada por los lobos de Koga, Rin fue asesinada. Al recordar su sonrisa, el corazón de Sesshōmaru cambió, lo que le permitió usar el poder de Colmillo Sagrado para revivirla. Desde entonces ella viajó a su lado. Sesshōmaru a menudo amenazaba a Jaken con la muerte o la violencia si le llegaba causar algún daño a Rin mientras la niña estaba bajo su cuidado.

Cuando Rin murió por segunda vez Sesshōmaru sintió dolor, culpa y una vergüenza casi inconsolables. Cuando su madre usó la Meidō Stone para revivirla, Sesshōmaru expresó su alegría y júbilo acariciando silenciosamente la mejilla de Rin mientras sostenía su mano. Después de la destrucción de la Perla de Shikon, Sesshōmaru decidió que Rin estaba más segura con los humanos que con él, y la dejó al cuidado de Kaede, aunque todavía la visita muy a menudo, trayendo regalos con él. Rin espera estas visitas y está claramente encantada con los regalos que le trae.

Se muestra que Sesshōmaru se preocupa profundamente por Rin, sintiéndose responsable de su seguridad y bienestar. Rin por su parte admira mucho a Sesshōmaru, desea estar a su lado tan a menudo como sea posible, y encuentra consuelo en el gran demonio. Ella también comparte algunos de sus prejuicios contra los humanos, ya que los humanos, no los demonios, fueron los responsables de la muerte de su familia; como tal, se siente más a gusto con Sesshōmaru, Jaken y Ah-Un.

Actualmente es la esposa de Sesshomarū y madre de las gemelas hanyō, Towa y Setsuna. Cuando ambas nacieron, Zero una Daiyokai que a su vez era la hermana mayor de Kirinmaru, tomó la cruel decisión de asesinar a las niñas siendo estas apenas unas bebés recién nacidas a lo que Sesshomaru, viendo que sus hijas corrían peligro, ingresó a la vivienda y se llevó a las niñas sin decir más que esto era una prueba de valentía; no obstante, Rin entendió que las niñas corrían peligro por lo que no puso resistencia ni protestó ante el hecho de que fuera separada de sus hijas demostrando una increíble fe en Sesshomaru. Además, durante catorce años Sesshomarū ha velado por la seguridad y bienestar de Rin, al estar dormida dentro del árbol de las eras.

Jaken

El yōkai Jaken también sirve las órdenes de Sesshōmaru. Rin lo respeta y se dirija a él como "Señor Jaken", a pesar de que a veces pelean. La mayoría de las veces, Jaken se encuentra actuando de mala gana como su "niñera" cuando Sesshōmaru se va; constantemente molesta a Jaken con su comportamiento infantil. A pesar de esto, Rin se preocupa mucho por Jaken.[8] El es más pequeño que Rin, algo que encuentra muy frustrarte. Además nunca pudo entender por qué Sesshōmaru permitió que Rin se quedara con ellos, y a menudo expresaba su molestia por su presencia pero él se preocupa por ella, a su manera.

Ah-Un

El animal de dos cabezas de Sesshōmaru se llevaba bien con Rin. Rin le dio a cada cabeza un nombre, "Ah" y "Un", respectivamente. Ella declaró su nombre como Ah-Un,[15] y darle un nombre probablemente fue lo que hizo que su amistad tuviera un buen comienzo. Rin a menudo quedaba al cuidado de Jaken, pero Ah-Un generalmente también estaba con ella. Ah-Un era el medio de transporte de Rin cuando ella no caminaba, y se podía contar con él para un escape rápido; Rin también solía tomar siestas en su espalda.

Kohaku

Rin conoció a Kohaku después de ser secuestrada por Kagura. Cuando se despertó, estaba en un santuario con Kohaku, pero no pudo escapar debido a los yōkai de afuera. Ella se sentó con él y rápidamente se hicieron amigos. Compartieron melón y hablaron sobre su pasado. Rin descubrió que ambos tenían pasados ​​horribles y compartió su historia con él después de enterarse de que no podía recordar a su familia.[13] Aunque Kohaku a veces comentaba que ella estaba hablando demasiado, entendió su necesidad de hablar sobre su familia y dijo que estaba bien para ella hablar sobre ellos.

Se encuentran por segunda vez en una cueva en el monte Hakurei. Kohaku protegió a Rin de los demonios emergentes, pero también la instó a escapar antes de que la mataran.

Hacia el final de la serie, la amistad de Rin con Kohaku continúa bien cuando él muestra su lado protector sobre ella.

Familiares

Towa

Towa es la mayor de sus hijas gemelas hanyo. Aunque físicamente ella es más parecida a su padre Sesshomaru, es evidente que heredó el gran corazón de su madre, siendo esto muy claro al querer ayudar a su hermana gemela Setsuna a recuperar sus sueños, ayudar a su familia, amigos e incluso proteger a los aldeanos de cualquier peligro, y al negarse matar a los demonios a sangre fría. Towa desconoce toda información sobre su verdadera madre y parece no estar interesada en saber más de ella, esto tal vez por haber sido separada de Rin a muy temprana edad y luego haber sido criada en la época actual a los 4 años por Sōta y su familia, siendo la esposa de este, Moe, como una madre para ella. En las retrospectivas narradas por Riku, se revela que fue Rin la que puso los nombres a sus hijas. Cuando Towa se vuelve humana en las noches de luna nueva, su cabello se vuelve más largo y adquiere un color castaño que hace que se parezca más a Rin. Towa al igual que Rin también es muy alegre y valiente.

Setsuna

Setsuna, es la hija menor de Rin y a la cual la mariposa de los sueños le robó sus memorias, capacidad de soñar y dormir. El objetivo de esto, es que todo lo que robe la mariposa de los sueños a Setsuna, le sea entregado y transmitido a Rin para mantenerla dormida en un sueño incesante dentro del árbol de las eras, que es su estado actual.[2] A pesar de esto, se demuestra que Setsuna es pasiva ante los encuentros con la mariposa de los sueños, ya que la hanyō dice ante este acontecimiento que no le afecta en nada porque le sirve para tener sus sentidos más alerta ante cualquier situación y ser más fuerte, sin embargo no menciona la conexión que tiene con Rin ante nadie ni con las demás Yashahime.

Towa, en su batalla contra Yotsume, donde este búho yōkai lanzó un ataque a la Yashahime donde podía manipularla para encontrar sus debilidades haciéndola dormir, pudo ver los recuerdos de Setsuna, donde demuestran que la mariposa de los sueños es la conexión entre Setsuna y Rin.[31]

Adversarios

Lobos Yōkai

Rin fue asesinada por lobos bajo el mando de Koga. Después de que Sesshōmaru la reviviera, se demostró que tenía un miedo terrible a todos los lobos, y por una buena razón. Cuando se encontró con Ginta y Hakkaku, los camaradas demonios lobo de Koga, en la orilla del río, inmediatamente se escondió detrás de Jaken con miedo[30]. Más tarde, el grupo se encontraron con el propio Kōga. Salvó la vida de Rin de un demonio, logrando defenderla más rápido que Sesshōmaru debido a los dos fragmentos de la Perla de Shikon en sus piernas. Rin no tuvo ningún problema cuando Kōga se fue y Sesshōmaru no lo persiguió. Significa que ella no les guarda rencor, pero no obstante les teme.

Kagura

Kagura secuestró a Rin bajo las órdenes de Naraku, dejándola inconsciente y llevándola a un edificio rodeado de yōkai que Kohaku custodiaba. Más tarde se demuestra que Rin no le tiene mala voluntad a Kagura; aunque, al principio temía que la apartaran del Señor Sesshōmaru cuando reapareciera[32]. Rin llega a meterse en un río que corre cuando ve a la inconsciente Kagura flotando, y pronto también es arrastrada a las corrientes del río[33]. Sesshōmaru las salva a ambos del río, y Rin estaba feliz de ver que Kagura estaba viva, y cuando se fue, adivinó correctamente que Kagura había venido a ver a Sesshōmaru porque ella sentía algo por él y Rin estaba aparentemente feliz por eso[34].

Monje Ungai

El renombrado sacerdote Ungai y sus seguidores encontraron a Rin en la cueva de Ongokuki. Ella y los niños de la aldea habían sido atraídos allí por los sonidos de la flauta del demonio, pero Ungai y sus colegas lograron matarlo. A diferencia de los otros niños, Rin no quería ir al pueblo con los sacerdotes. Ungai la sacó a pesar de que pateaba y gritaba que la dejaran ir. Ungai trató de razonar con ella y le explicó que nunca podría sobrevivir sola en esa zona de las montañas. Rin continuó protestando y le dijo que podía y que lo haría.

Ungai rechazó sus argumentos, llamándola una "niña obstinada". Rin exigió que la soltara, afirmando que Sesshōmaru vendría por ella. Cuando llegó Sesshōmaru, Ungai estaba convencido de que debía haberle puesto algún tipo de hechizo a Rin. No pudo derrotar a Sesshōmaru, y Rin logró escapar corriendo al lado de Sesshōmaru, Ungai le suplicó que no fuera con él. Estaba convencido de que los humanos y los demonios nunca podrían asociarse pacíficamente entre sí. Rin hizo una pausa, escuchando sus palabras, pero luego simplemente sonrió a modo de despedida antes de apresurarse tras Sesshōmaru.

Otros

Kagome Higurashi

Kagome Higurashi, una humana que viajaba con Inuyasha, vio por primera vez a Rin cuando perseguía a Jaken.[16] Ella estaba sorprendida y curiosa cuando notó que Rin era humana y que estaba viajando con Sesshōmaru. Kagome e Inuyasha luego la persiguen cuando Rin y Kohaku huyen del santuario donde Rin estaba siendo rehén.[13] Kagome e Inuyasha llegan a tiempo para ver a Sesshōmaru y Kohaku enfrentándose, mientras Rin está inconsciente. Kagome corrió al lado de Rin y se aseguró de que todavía estaba viva.

Kagome salvó la vida de Rin y Jaken cuando Inuyasha fue poseído por Colmillo Nublado.[35] Al ver a Inuyasha dirigirse hacia ellos con malas intenciones, Kagome se arrojó sobre Inuyasha y gritó "¡Abajo!" para que no pudiera hacerles daño. Tanto Kagome como Jaken quedaron inconscientes durante la explosión que siguió, y Sesshōmaru abandonó a Rin y Jaken. Rin, en gratitud por que Kagome los salvó, reunió las Perlas dispersas y las devolvió con el debido agradecimiento a Kagome.

Más tarde, Kagome salvó a Rin de ser asesinada por un soldado. Poco después, sin embargo, ambas fueron llevados al castillo de Takemaru y conocieron al propio Takemaru. Kagome fue rechazada por Colmillo Nublado, y Rin se enojó con Takemaru. Protegió a Kagome, extendiendo sus brazos frente a ella e ignorando las instrucciones de Kagome de huir. Sesshōmaru llegó, dándoles la oportunidad de escapar. Desafortunadamente, fueron atacados por el mismo demonio que los llevó al castillo, y Kagome quedó atrapada en sus manos. Rin, con la esperanza de ser de ayuda, reunió algunas de las Perlas que se habían esparcido por el suelo. Se los arrojó al demonio y logró salvar a Kagome. Inuyasha apareció a tiempo para salvarlas a ambos.

Años más tarde, cuando Rin estaba bajo el cuidado de Kaede y Kagome regresó a la era feudal, ella y Kagome se volvieron a encontrar y hablaron [23]. En Hanyo no Yashahime, el vínculo entre los dos personajes se convirtió en una gran amistad, ya que de acuerdo a lo que revela Kagome, ella fue quien asistió a Rin en sus labores de parto cuando dio a luz a sus hijas Towa y Setsuna[11].

Inuyasha

Rin vio por primera vez con Inuyasha cuando Jaken intentó robar a Colmillo de Acero. Más tarde lo conoció adecuadamente después de que Naraku escapara tanto de Inuyasha como de Sesshōmaru y Kohaku casi la mata.

Aunque Inuyasha intentó matarla a ella y a Jaken mientras estaba bajo el control de Colmillo Nublado, ella no le guardó rencor. Incluso se ha demostrado que Rin confía en Inuyasha, ella buscó su ayuda para escapar de Magatsuhi. Aunque estaba asustada por su estado transformado, casi creyendo que no era Inuyasha, la salvó.

Kaede

Kaede es una anciana que se convirtió en la mentora de Rin. Rin ayudó obedientemente a Kaede con cualquier cosa que se le pidiera, y bajo las instrucciones de Kaede, Rin se acostumbró a interactuar más con otros humanos. Rin vivía en la aldea de Kaede y estaba feliz de recibir visitas regulares de Sesshōmaru.[23]

Citas

Señor Jaken, todos en ud. es pequeño...su estatura, su corazón, su personalidad...
— Rin, Episodio 14


Curiosidades

  • Rin tiene un mejor sentido del olfato que los humanos promedio, incluidos Sango y Miroku.
  • Al encontrar a Sesshomaru por primera vez, Rin le echa agua encima para limpiarle las heridas, cosa que únicamente aparece en el manga.
  • Rin no tiene poderes especiales, pero por su juventud y vulnerabilidad saca lo mejor de todos los que conoce. Incluso Sesshōmaru y Jaken.
    • Rin es una de las pocas mujeres en la serie InuYasha que permanece descalza durante toda la serie.
  • La única vez que no se la ve descalza es durante InuYasha: acto final, en el que lleva un par de botas.
  • En el episodio 99, Rin se reúne con Koga y sus compañeros. Koga y Rin son amables el uno con el otro, lo que sugiere que Rin le ha perdonado el ataque a su aldea. Pero en el manga, no se vuelven a ver.
  • El personaje de Rin se desarrolla más en el anime que en el manga.
  • A pesar de que el episodio 04 de Hanyo no Yashahime literalmente confirmo que Rin es la madre de Towa y Setsuna fue la misma Rumiko Takahashi quien declaro que es la ESPOSA de Sesshōmaru y que el mismo creció aceptando nuevas formas de vida sin apegarse al pasado cuando despreciaba a los humanos ya que está muy influenciado por su esposa[36].
  • En el capítulo 15 de Hanyo no Yashahime, se confirmó oficialmente que Rin es la madre de las gemelas y esposa de Sesshomaru.

Referencias

  1. Edad confirmada en el Episodio 27 de Hanyo no Yashahime
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 Episodio 04 - Hanyo no Yashahime
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 Episodio 27 - Hanyo no Yashahime
  4. 4,0 4,1 4,2 4,3 4,4 Zusetsutaizan Ōgikaiden, pág 174
  5. 5,0 5,1 InuYasha, Episodio 35
  6. InuYasha, Episodio 77
  7. InuYasha: acto final, episodio 2
  8. 8,0 8,1 InuYasha, episodio 96
  9. 9,0 9,1 InuYasha, Episodio 162
  10. InuYasha: La espada conquistadora
  11. 11,0 11,1 Episodio 39 - Hanyo no Yashahime
  12. Episodio 41 - Hanyo no Yashahime
  13. 13,0 13,1 13,2 13,3 InuYasha, Episodio 80
  14. InuYasha, Capítulo 130, pág 8
  15. 15,0 15,1 InuYasha, episodio 52
  16. 16,0 16,1 16,2 InuYasha, episodio 79
  17. InuYasha, capítulo 219
  18. InuYasha, episodio 115
  19. 19,0 19,1 InuYasha, episodio 116
  20. InuYasha: acto final, episodio 7
  21. InuYasha: acto final, episodio 8
  22. InuYasha: El acto final, Episodio 9
  23. 23,0 23,1 23,2 InuYasha, capítulo 558
  24. Episodio 01 - Hanyo no Yashahime
  25. InuYasha: Desde entonces
  26. Episodio 15 - Hanyo no Yashahime
  27. 27,0 27,1 Episodio 03 - Hanyo no Yashahime
  28. Episodio 14 - Hanyo no Yashahime
  29. Episodio 01 - Hanyo no Yashahime
  30. 30,0 30,1 InuYasha, episodio 99
  31. Episodio 08 - Hanyo no Yashahime
  32. InuYasha, episodio 149
  33. InuYasha, episodio 166
  34. InuYasha, episodio 167
  35. Inuyasha la película 3: La espada conquistadora
  36. @xs01cn Rumiko Takahashi's answer 26/10/2020
InuYasha
Manga InuYasha  •  Lista de volúmenes  •  Capítulos
Personajes InuyashaKagome HigurashiMirokuSangoShippoKiraraKikyoSesshōmaruJakenRinHojoKohakuKogaNaraku
Anime InuYashaInuyasha: El acto finalKuroi TessaigaHanyō no Yashahime  •  Lista de episodios
Películas El amor que trasciende el tiempoEl castillo de los sueños en el espejoLa espada conquistadoraFuego en la isla mística
Juegos InuYashaYomigaeru MonogatariInuYasha TCG
InuYasha: Kanketsu-Hen
Personajes InuyashaKagome HigurashiMirokuSangoShippoNarakuKaguraKannaHakudoshiMoryomaruTsubakiKikyoSesshōmaruMadre de SesshomaruRin
Episodios 1234567891011121314151617181920212223242526
Música Kimi ga inai MiraiWith YouDiamondTooi Michi no Saki de
Hanyo no Yashahime logo japonés.pngHanyō no Yashahime
Personajes MorohaTowa HigurashiSetsunaHisuiKohakuTakechiyoSota HigurashiYotsumeSesshōmaruRinInuyashaKagome HigurashiMirokuSangoShippoKiraraJakenMei HigurashiNe no KubiMoe HigurashiKirinmaruOsamu KirinMujer de tres ojosKyukiJyubeiTakechiyoRikuZeroRionEspíritu del árbol de las erasAkuru
Episodios (T1) 010203040506070809101112131415161718192021222324
Episodios (T2) 252627282930313233343536373839404142434445464748
Manga 1234
Música (T1) New EraBreakBURNKesshou
Música (T2) ReBornKyomeiTomei na SekaiAnaaki no Sora
Otros Hanyo no Yashahime MamedangiMariposa de los sueñosPerlas arcoírisHanyoYashahimeCuatro PeligrosCometa AciagoMaldición de las escamas plateadas
Advertisement