InuYasha Wiki
Advertisement
Borrar El artículo Sesshōmaru se encuentra semiprotegido para evitar spoilers

Dichos usuarios pueden discutir cambios, pedir la desprotección, iniciar sesión, o crear una cuenta.

Haz lo que mejor te parezca. Aunque te lo advierto, seré yo quien destruya a Inuyasha.


Sesshōmaru («殺生丸» Sesshomaru?, Perfección matando o Asesino perfecto) es un poderoso daiyōkai, temido durante toda la Era Feudal, quien también es conocido como el Rey Bestia del Oeste. Es el medio hermano de Inuyasha y el primer hijo de Inu no Taisho. A diferencia de muchos otros yōkai, no tuvo ningún interés en poseer ni un solo fragmento de la Perla de Shikon para mejorar sus poderes y consideraba a los yōkai que la buscaban solo para fortalecerse como patéticos y débiles.

A pesar de la falta de interés hacia la Perla de Shikon, anhelaba acabar con Naraku por motivos personales. En su viaje, estuvo acompañado por un dragón llamado Ah-Un, un diablillo llamado Jaken, una niña humana llamada Rin y, finalmente el hermano menor de Sango, Kohaku.

En varias ocasiones, el grupo de Sesshōmaru se encontró con el grupo de Inuyasha mientras ambos equipos perseguían a Naraku y más o menos terminaron voluntariamente ayudaron a Inuyasha y sus amigos, a lo que siempre afirmaba que no habían sido sus intenciones reales en ninguna de esas situaciones.

Posee las espadas Colmillo Sagrado & Colmillo Explosivo y fue dueño de la espada Tokijin hasta que la misma fue destruida. Además es el padre, junto con Rin, de las gemelas hanyō, Towa y Setsuna.[1]

Apariencia

Apariencia habitual de Sesshōmaru

Forma humanoide

A diferencia de InuYasha, Sesshōmaru es un yōkai en su totalidad. En su forma humanoide es muy apuesto, alto mide 1.90 y delgado. Tiene piel clara con orejas puntiagudas, ojos dorados rasgados con pupilas rajadas y cabello plateado que llega hasta la rodilla con un flequillo corto. Tiene una marca con la forma de una luna creciente de color púrpura en el centro su frente que se puede ver debajo de su flequillo, dos franjas magenta en cada mejilla y una franja magenta en cada párpado y dos pares de franjas en cada brazo cerca de sus muñecas por sobre la articulación de sus manos, las cuales son rasgos permanentes en su piel. Como consecuencia de la escaramuza con Inuyasha por el control de Colmillo de Acero, Sesshomaru pierde su brazo izquierdo el cual regenera posteriormente una vez haya superado su obsesión por poseer dicha espada y logre crear a Colmillo Explosivo, una espada que es parte de su cuerpo.

Al igual que Inuyasha, sus caninos son colmillos (aunque generalmente no son visibles a menos que se transforme) y las uñas de sus dedos son garras, aunque una diferencia notable con su hermano es que las suyas pueden secretar un veneno corrosivo.

Atuendo

La armadura de Sesshōmaru incluye un pauldron con púas que cubre su hombro izquierdo unido a la sección superior de su coraza y faldones de "pétalos de loto". Cuando se daña, la armadura se regenera automáticamente. Su kimono es mayormente blanco con una cresta de flor de cerezo roja y blanca en el cuello y las mangas, mostrando que es de nacimiento real. Lleva un sashinuki hakama que se recoge en los tobillos, produciendo un efecto de "globo". Su calzado consiste en botines negros blindados hasta los tobillos.

Lleva un obi de color amarillo en la cintura en el que porta enganchadas a Colmillo Sagrado, y a Colmillo Explosivo aunque anteriormente portaba a Tokijin, una espada hecha a partir de los colmillos de la extensión de Naraku conocida como Goshinki y que fue creada por el alumno desterrado de Totosai, Kaijinbo; sobre el hombro derecho lleva una estola de pelaje espeso de color blanco (Mokomoko) que es parte de su cuerpo pero no es la cola como se llegó a pensar. Su función llega a parecerse a la de escudo.

En su juventud, Sesshōmaru vestía un atuendo ligeramente diferente. Su kimono era de color crema y tenía patrones de hojas de color púrpura, y llevaba un cinturón azul. Su rostro también tenía un toque más femenino.

Forma Yōkai

Forma Yokai de Sesshomaru.

Su verdadera forma es la de un un perro blanco gigante de orejas largas. Su Mokomoko permanece envuelto por sobre el hocico como si fuera una correa; aunque es muy extraño que tome esta forma, ya que en ella libera todo su poder y no encuentra, según su opinión, alguien digno de una pelea que pueda ser tomada en serio. 

Sus ojos se tornan rojos con iris azules, las marcas de yōkai en su cuerpo se ensanchan y se hacen más evidentes, las rayas en sus mejillas que generalmente son suaves se volvieron irregulares y cambian a un color algo más feroz, y su mokomoko se envuelve alrededor de su cuello como sí fuera una correa y se extiende por todo su cuerpo.

Solo se ha transformado completamente a su forma yōkai tres veces: Una durante una batalla con Inuyasha, resultando en la pérdida de su brazo izquierdo, lo cual desató su rencor hacia su hermano, a quien consideraba inferior por sus raíces humanas y por haber sido elegido por su padre para heredar a Colmillo de Acero en su lugar. La segunda vez cuando se encontró con su madre, y la tercera durante la batalla contra Magatsuhi. En esta ocasión Sesshomaru comprende finalmente las palabras de su difunto padre y finalmente obtiene su verdadera fuerza la cual él mismo fue capaz de crear lo cual se manifiesta con la aparición de Colmillo Explosivo y la regeneración posterior de su brazo izquierdo.

Personalidad

Sesshōmaru, nacido de una gran línea de sangre demoníaca, posee un raro poder perfecto que muchos demonios desean. Debido a esto, siempre estuvo sereno y confiado en su poder, mostrando una personalidad estoica, tranquila y calculadora en casi todo momento. El único rasgo que no heredó de su padre fue el cariño por los humanos, pero este se manifestó más adelante en su vida. Su calma a menudo mantenía sus pensamientos libres de influencias emocionales. No obstante, Sesshomaru muestra una sonrisa llena de malicia cuando hay algo que le llame la atención y le interese.

Siempre esta sereno y confiado

Su aire de distanciamiento e indiferencia era producto de la dignidad que solo uno de esos raros poderes demoníacos podía poseer. Sesshōmaru estaba más o menos sin emociones, con solo ira, molestia e insatisfacción mostrando en su rostro. Debido a que tanto su corazón como su cuerpo eran fuertes, no tenía ningún deseo de poseer la Perla de Shikon, ni de conspirar con aliados. Sesshōmaru incluso respondió sarcásticamente hacia Naraku, quien había asumido un aire de descaro debido a su poder demoníaco.

En la batalla, juzgó el nivel de poder de su enemigo y atacó con el mínimo de poder necesario. Cualquiera en su camino era considerado un enemigo al que exterminaría sin dudarlo. No reprimió su poder, ni siquiera contra las mujeres. Racionalizó que todas sus presas eran iguales y las derrotó. Para alguien con tanto orgullo por su poder, la cooperación era una prueba de debilidad, y estar solo era una condición para los fuertes. Una vez que juzgó a alguien como un obstáculo, se apresuró a matarlo sin dudarlo. Sesshōmaru tenía una mente muy inquisitiva cuando había algo que le importaba, pero al mismo tiempo, casi no tenía tenacidad de propósito. Si se interesaba en otra cosa, arbitrariamente daría la espalda a lo que estaba haciendo, incluso durante la batalla. Al igual que su estilo de lucha, se apresuró a tomar decisiones y actuar de inmediato.

Sesshōmaru estaba obsesivamente orgulloso de su padre, Tōga, por quien todo los demonios estaban asombrados. Debido a que respetaba tanto su línea de sangre, despreciaba a Inuyasha y a la madre humana de este, Izayoi. Insultó a Naraku, quien trató de aprovechar el poder de Sesshōmaru. La ira brotó de su corazón por no poder usar Colmillo de Acero, la espada que podía cortar un centenar de demonios y que habia dejado su padre. Sentía resentimiento hacia Tōga por haber dejado a Colmillo de Acero en manos de Inuyasha, cuyo poder era más débil que el suyo. Sin embargo, con el tiempo, Sesshōmaru llegó a comprender por qué su padre le dio Colmillo de Sagrado y dejó de lado su disgusto hacia su medio hermano, incluso mostrando una gran preocupación por él en raros momentos. Se negó a usar Colmillo Explosivo con Inuyasha cuando incluso Magatsuhi notó que era la elección obvia a tomar, y se insinuó que en realidad se preocupaba por Inuyasha pero se negó a admitirlo cuando lo estaba protegiendo de Sō'unga y su "Torbellino Dragon". Sesshōmaru había declarado que solo buscaba luchar contra los seres vivos más fuertes y cómo había querido luchar contra su padre y derrotarlo. El amor de Sesshōmaru por su padre era tan grande que, aunque heredó la (en ese momento) inútil Colmillo Sagrado, la mantuvo a su alrededor por valor sentimental. Durante el breve período que se la robaron, afirmó que Colmillo Sagrado no era una espada que echaría de menos si la perdía, si no fuera por su padre[2].

Sesshōmaru e InuYasha

Solía ​​no sentir nada por nadie, pero conocer a varias personas, como a su hermano Inuyasha, Naraku con sus numerosas propuestas y Rin, trajo un cambio a su corazón. Después de salvar a Rin y convertirse en un verdadero dueño de Colmillo Sagrado, comenzó a mostrar sentimientos detrás de sus palabras despiadadas y crueles. Detuvo el desenfreno demoníaco de Inuyasha controlando su poder, y lo hizo como un hermano mayor reprendiendo a un hermano menor, aunque afirmó que mataría a Inuyasha, a pesar de que sus acciones mostraban lo contrario. Incluso hubo un momento en que Sesshōmaru estaba enojado con Inuyasha por arrasar alrededor de la tumba de su padre, pero dejó su espada a un lado, antes de golpearlo con solo su puño. Al dejar su espada a un lado, Sesshōmaru mostró que simplemente estaba regañando a Inuyasha por profanar la tumba de su padre, en lugar de intentar herir o matar a su hermano menor. Sesshōmaru ni siquiera lo golpeó tan fuerte, o Inuyasha habría resultado gravemente herido. Incluso se abstuvo de matar a Kohaku cuando podía hacerlo fácilmente, cuando lo miró a los ojos y vio el vacío y que había renunciado a todo.

Sesshōmaru se preocupaba genuinamente por Rin y Jaken, y aunque rara vez lo mostraba, apreciaba su lealtad. Originalmente despreciaba mucho la protección de los débiles, viéndolo como una pérdida de tiempo. A diferencia de Tōga e Inuyasha, Sesshōmaru tuvo problemas para admitir que tenía personas a las que proteger (Rin y Jaken), y por orgullo, nunca admitiría que lo hace. La compasión de Sesshōmaru por Rin era evidente, pero prefirió disimularla, porque mancharía su orgullo. Sin embargo, mostró su amor y preocupación por ella cuando parecía estar muerta debido a su tiempo en el infierno. Sesshōmaru entró al infierno con el propósito de rescatarla, pero al enterarse de que no podía salvar su vida, se sientio derrotado. Cuando se dio cuenta de que era su impulso de fortalecer a Colmillo Sagrado lo que los llevó al infierno y finalmente la mató, arrojó la espada a un lado y dijo que si la espada gana poder a expensas de la vida de Rin no significaba nada. Sin embargo, cuando la madre de Sesshōmaru revivió a Rin, se sintió muy aliviado. Aunque se preocupa por ella, no la mima, haciéndola valerse por sí misma cuando tiene hambre, pero mantiene una distancia lo suficientemente cerca para acudir en su ayuda cuando es necesario. Aparte de Rin, se ha vuelto más cariñoso con Jaken, a quien solía amenazar con matar de forma regular y trataba como un esclavo si no lograba realizar una determinada tarea. Después, aunque todavía golpearía a Jaken cada vez que lo molestaba y lo obligaría a acompañarlo incluso en situaciones peligrosas, le diría a Jaken que se quedara atrás cuando se enfrentara a un enemigo que pondría en peligro al diablillo si este estaba demasiado cerca.

Cuando Kagura resultó herida, Sesshōmaru originalmente tenía la intención de dejarla en el río en el que se estaba ahogando, pero cuando Rin intentó salvarla y Jaken siguió a Rin, Sesshōmaru los sacó a los tres del río. Se quedó allí después y le advirtió a Kagura que no hiciera nada que pudiera hacer que la mataran. Más tarde, sin embargo, antes de la muerte de Kagura, Sesshōmaru la buscó y consideró usar Colmillo Sagrado.

También ha salvando a los amigos de Inuyasha en varias ocasiones. En su camino al Monte de las Ánimas, Sesshōmaru salvó a Kagome, Miroku y Sango del maestro del veneno Mukotsu, uno de los Shichinintai, pero solo afirmó que mató a Mukotsu porque no respondió a sus preguntas.  Otro ejemplo fue cuando Inuyasha y sus compañeros estuvieron involucrados en una pelea con el "dios del agua" Numawatari; cuando llegó Sesshōmaru, insultó la incapacidad de Inuyasha para matar a un "demonio de baja vida", y luego fácilmente derroto a Numawatari usando su habilidad Meidō Zangetsuha, y se fue inmediatamente después.

Además, cuando Byakuya, la encarnación más reciente de Naraku, estaba a punto de llevarse a Kohaku, quien tenía uno de los últimos tres fragmentos de la Perla de Shikon, de regreso con Naraku, Sesshōmaru apareció y lanzó un Meidō Zangetsuha a distancia. Byakuya huyó, alegando que no quería morir y comentó que era tan impropio de Sesshōmaru salvar a alguien. A partir de entonces, Sesshōmaru pareció haber tomado a Kohaku bajo su protección, aunque en su típica manera, a regañadientes. Más tarde, cuando el fragmento de Kohaku fue contaminado por Magatsuhi, Sesshōmaru intentó salvar a Kohaku a costa de una gran herida en su brazo.

Jaken y Rin, los fieles seguidores de Sesshōmaru

Fue su profunda compasión lo que provocó que Colmillo Sagrado se reformara como arma. Sus poderes ofensivos fueron bloqueados hasta que Sesshōmaru pudo mostrar verdadera compasión. En su batalla con Mōryōmaru, el villano insultó a una Kagura agonizante, lo que enfureció a Sesshōmaru, y rompió el caparazón indestructible de Mōryōmaru (a costa de destruir a Tokijin, su única arma ofensiva hasta ese momento). Reconociendo el crecimiento del yōkai porque estaba defendiendo a una persona muerta, Colmillo Sagrado llamó a su creador para que lo reforjara como arma. Sin embargo, todavía conserva rastros de su crueldad anterior, habiendo entrado en una montaña perteneciente a los ogros y matándolos a todos sin piedad para practicar y desarrollar el Meidō Zangetsuha. Más tarde, para mostrar su compasión y respeto por su padre, le dio los poderes ofensivos de su espada a Inuyasha, de acuerdo con los deseos de su padre, reconociendo el valor de su hermano como heredero de la espada.

A pesar de su creciente compasión, él, usaba un japonés descortés. Se dirigía a extraños o personas que no le agradaban con "kisama", una forma ofensiva de "tú", aunque aún más formal. Se dirigió a sí mismo con el cortés "watashi" o "kono Sesshōmaru" (literalmente yo Sesshōmaru), una manera en que los poderosos señores se referían a sí mismos, denotando su alta nobleza y posición. Aparte de "kisama", usó "omae", ya sea para Jaken o para Inuyasha, siendo este último de vez en cuando y no raramente. Por lo tanto, podría ser un insulto mientras conservaba el patrón de habla digna de un señor, a diferencia del habla más áspera usada por Inuyasha.

Sesshōmaru también comparte otro rasgo con su hermano menor: aunque todavía puede ser despiadado, despreciaba por completo la brutalidad como se muestra cuando Kyōra sugiere repetidamente que son similares en encontrar un placer sádico al terminar con la vida de las personas, Sesshōmaru respondió con extremo desprecio y desdén[3]. De hecho, cuando Sesshōmaru mató enemigos, lo hizo de una manera rápida y eficiente, sin tener en cuenta cualquier forma de violencia innecesaria. El cambio más radical en la personalidad de Sesshomaru vino de la mano de haberse convertido en el padre de las hermanas gemelas, Towa y Setsuna. A pesar de mostrarse como alguien duro y despiadado, Sesshomaru protegió a sus hijas de las amenazas que representaban Zero y Kirinmaru numerosas veces y también demostró ser un excelente padre en la crianza de su hija Setsuna, a pesar de tener que guardar distancias con ella para su propia seguridad. También demostró que era un excelente padre con su hija mayor Towa a la que le permitió hacer uso de Colmillo Sagrado a pesar de estar rota para resucitar a Setsuna, recientemente asesinada por Kirinmaru enseñándole cómo utilizarla a pesar de mostrarse tosco con ella; aún así pudo reconocer su esfuerzo en resucitar a su hermana menor y la acarició tiernamente estando ella inconsciente. También demostró ser un poco estricto con Setsuna ya que a cambio de no seguir llevando la Mariposa de los sueños que la conectaba con su madre la cual impedía no sólo que Setsuna pudiera dormir sino que también frenara los efectos de la maldición de la Escama plateada arrojada a ella por Zero. Haciendo este acto, Setsuna podría volver a dormir pero con la condición de que aprendiera a dominar lo más pronto posible los poderes de su Naginata, Yukari no Tachikiri para romper el vínculo que Zero comparte con Rin para salvarla.

Historia

Inicios

Sesshomaru de Joven

Sesshōmaru es el hijo de Tōga y otra Inu Daiyōkai . Vio a su padre como su último oponente, deseando derrotarlo en combate y tomar sus dos espadas legendarias, Colmillo de Acero y Colmillo Nublado. Habló con su padre después de la batalla con Espíritu Dragón, exigiendo que le entregaran las dos espadas. Sin embargo, cuando se le preguntó si tenía a alguien a quien proteger, Sesshōmaru le respondio que no. Después de que su padre murió protegiendo a su hijo hanyō Inuyasha y a la madre humana de este, Sesshōmaru comenzó a odiarlos, considerando tal acto como patético e indigno para un gran yōkai como lo era Tōga. Debido a la voluntad de su padre se le dio Colmillo Sagrado en lugar de las otras dos espadas que deseaba para que eventualmente aprendiera sobre la compasión.

En su viaje, Sesshomaru pasa por las llanuras de la provincia de Musashi, donde Jaken y la tribu de diablillos fueron atacados por un poderoso Yokai. Después de salvarlos, fue muy admirado por Jaken, quien decidió dejar la tribu y seguirlo. Sesshomaru primero lo ignoraba, pero finalmente acepta la solicitud de Jaken de convertirse en su sirviente. Le otorga a Jaken un arma, Nintōjō , que se usa como detector y lanzallamas.

Poco después de que Inuyasha fuera sellado al árbol sagrado, Sesshomaru se unió a un ejército de demonios que su padre salvó durante una batalla, sin embargo, todos fueron asesinados por la tribu de Gatos Leopardo en represalia por la muerte del Rey Pantera, quien había sido derrotado por Tōga 150 años atrás. La batalla terminó cuando Tōran huyó durante una pelea con Sesshomaru.

Búsqueda de Colmillo de Acero

Sesshōmaru comenzó la búsqueda de Colmillo de Acero en el lugar descrito en un breve acertijo: "Visto, pero nunca visto, protegido, pero nunca conocido por su protector". Esta era la única pista conocida sobre la ubicación de la espada. Su sirviente, Jaken, sugirió que fueran con su hermano menor, Inuyasha, para preguntar dónde estaba ubicada la tumba de su padre. Sesshōmaru y Jaken fueron luego vistos montados en un enorme Oni, atacando a una mujer encadenada en un carruaje volador. Inuyasha trató de salvar a la mujer, pero Jaken atacó a Inuyasha con el Nintōjō., llamando su atención. Sesshōmaru se burló de él por ser un Hanyo y le preguntó dónde estaba la tumba de su padre, pero solo descubrió que este tampoco sabia . Sesshōmaru procedió a decirle a Inuyasha que si no respondía, mataría a la mujer en el carruaje, la madre de Inuyasha. Al principio, Inuyasha no creyó que la mujer fuera su madre. Sin embargo, Sesshōmaru le dijo que la había resucitado y le había dado un nuevo cuerpo, que más tarde, se demostró que era bastante posible debido al poder de la espada de Sesshōmaru, Colmillo Sagrado . Después de escuchar de la mujer que ella era realmente su madre resucitada, Inuyasha intentó atacar a su hermano y salvarlo. Sesshōmaru ordenó al demonio que los atacara, pero antes de que pudiera lastimarlo, la madre de Inuyasha los transportó a un lugar diferente.

Jaken fue a donde estaba Inuyasha, y se reveló que la mujer no era la madre de Inuyasha, sino un yokai llamada 'Mujer del Limbo'. Un espíritu de mujeres a quienes la guerra mató a sus hijos. Para atraer a Inuyasha y que revelara el secreto del paradero de Colmillo de Acero, Sesshōmaru apareció y se regocijó de que sabía dónde estaba la tumba de su padre. Agarró a Inuyasha y sacó una perla negra del ojo de Inuyasha. Luego usó el Nintōjō de Jaken para abrir un portal. Él y los demás saltaron, viajando al mundo entre los vivos y el otro mundo.

Sesshōmaru entró en el esqueleto de su difunto padre e intentó sacar a Colmillo de Acero, pero no pudo hacerlo debido a un hechizo en la espada que impidió que los demonios completos la tocaran. Inuyasha llegó e intentó sacarla,perofallo. Sesshōmaru luego atacó a su hermano. Kagome Higurashi, quien fue derribada por Jaken, por accidente saco la espada. Sesshōmaru, enfurecido por el hecho de que un humilde humano pudiera sacar a Colmillo de Acero, le exigió a Kagome que le entregara la espada. Sin embargo, Kagome se negó y amenazó con lastimarlo. Inuyasha le advirtió a Sesshōmaru que se mantuviera alejado de Kagome. Sesshōmaru, que odiaba a los humanos y a los hanyō por igual, roció lodo tóxico sobre Kagome, cubriéndola. También le comentó a Inuyasha que el amor de Inuyasha por los humanos era lo que lo debilitaba, al igual que su madre. Inuyasha estaba furioso y atacó a Sesshōmaru no solo por lo que le hizo a Kagome, sino también porque insultó la memoria de la madre humana de Inuyasha al afirmar que tenía "sangre sucia". Kagome luego se levantó del lodo, ilesa porque Colmillo de Acero la había protegido.

Inuyasha corta el brazo de Sesshomaru

Sesshōmaru e Inuyasha comenzaron a luchar. Inuyasha usó a Colmillo de Acero, que parecía un trozo de metal inútil, sin éxito. Sesshōmaru comenzó a llenar el interior del esqueleto de su padre con gas venenoso, obligando a Inuyasha y Kagome a escapar. Inuyasha le dijo a Kagome que estaba loca al pensar que necesitaba creer en la espada para que funcionara. Kagome comenzó a llorar, preguntando si debería perder la esperanza, solo para que Inuyasha le dijera que se callara y dejara que la protegiera. Cuando Inuyasha se acerca a Sesshōmaru para darle el golpe final, la espada comenzó a latir y de repente se transformó en una enorme espada con forma de colmillo. Inuyasha luego cortó uno de los brazos de Sesshōmaru, por lo que se vio obligado a huir.

Ayuda de Naraku

Una banda de forajidos, que acababa de asaltar una aldea pobre, cabalgaba por una tierra donde supuestamente los demonios salían de noche. Vieron a alguien más adelante y, asumiendo que era simplemente un humano, comenzaron a atacar. El "humano", quien en realidad era Sesshōmaru, este con un solo golpe de un brazo los mato a todos. Jaken se acercó a él a través de la hierba y felicitó a su maestro por derrotar a los hombres tan rápidamente. Sesshōmaru arrojó el brazo, el cual le había robado a un demonio que había derrotado, al suelo, sin poder encontrar un brazo permanente para usar después de que Inuyasha le cortara el suyo. Un hombre, Naraku disfrazado, apareció de repente detrás de Sesshōmaru y le ofreció un brazo humano en el que estaba incrustado un fragmento de la Perla de Shikon. Dijo que Sesshōmaru no podía tocar a Colmillo de Acero porque era un yokai, pero que si usaba un brazo humano, lo podía hacer. También le dio una colmena que podría usarse para bloquear el agujero negro en la mano de Miroku . Naraku le pidió a Sesshōmaru que usara sus dones para derrotar a Inuyasha por él, una oferta que Sesshōmaru aceptó fácilmente .

Una enorme garra sombría cruzó el cielo y comenzó a causar estragos en una ciudad. Resultó ser otra de las bestias de las sombras de Sesshōmaru, y los aldeanos huyeron asustados. El yokai liberó veneno de su mano, e Inuyasha se tapó la nariz con la manga y tosió mientras Kagome, Miroku y Shippō retrocedían. Sesshōmaru dijo que había venido a reclamar a Colmillo de Acero. Inuyasha y Sesshōmaru pelearon por un tiempo, y Sesshōmaru usó su brazo humano para agarrar a la espada y le mostró a Inuyasha cómo matar a cien demonios con un solo golpe deella . Lucharon por más tiempo antes de que Miroku interviniera y usara su Agujero Negro. Sesshōmaru soltó la colmena que le había dado Naraku, y estos fueron a la mano de Miroku. El monje fue envenenado y quedó incapacitado para luchar. Kagome corrió a buscarle un antídoto, mientras Inuyasha continuaba peleando con Sesshōmaru. Miroku y Shippō lucharon contra Jaken, quien usó su Nintōjō, arrojándoles fuego.

Sesshōmaru estaba a punto de matar a Inuyasha con Colmillo de Acero cuando una flecha salió volando hacia él, revirtiendo su transformación. Se vio a Kagome parada en una colina con su arco y una nueva flecha ya preparada. Dijo que la siguiente flecha iría al corazón de Sesshōmaru y le advirtió a Inuyasha que se alejara. Sesshōmaru cargó contra Kagome, pero Inuyasha saltó frente a él y recibió el golpe por ella. Más tarde en la batalla, Inuyasha logró arrancar el nuevo brazo de Sesshōmaru, pero fue apuñalado por las garras venenosas de suhermanp en el proceso. Sesshōmaru y Jaken se fueron, y los insectos regresaron a Sesshōmaru.

El poder de Colmillo Sagrado

Sesshomaru revive a Rin

Sesshōmaru, insatisfecho con su espada, Colmillo Sagrado, deseaba que el viejo y distraído espadachín Tōtōsai le hiciera una nueva. Un involuntario Tōtōsai hizo que Inuyasha lo defendiera, haciendo que los hermanos pelearan nuevamente. Tōtōsai reveló la herencia de la espada de Sesshōmaru antes de crear una distracción para permitir que Inuyasha y el resto de sus compañeros escaparan. Poco después de dejar a Inuyasha y sus compañeros, Tōtōsai fue atacado por Sesshōmaru. Una vez más, Inuyasha luchó contra su hermano como protector de Tōtōsai, pero tuvo que enfrentarse a la defensa más nueva de Sesshōmaru, el brazo de un dragón. Mientras Inuyasha y Sesshōmaru continuaban en duelo por la posesión de Colmillo de Acero, ambos hermanos descubrieron el poder inesperado de sus respectivas herencias, mientras Inuyasha descubrío el verdadero poder de su espada, Sesshōmaru, quien llamó a su espada inútil, fue salvado por esta reliquia de su padre.

Después de la pelea, una niña humana huérfano, llamada Rin, intentó cuidar al herido Sesshōmaru para que recuperara la salud. Aunque inicialmente trató de asustarla, ella regresó a él, animada por la menor muestra de interés. Ella fue mutilada hasta la muerte por algunos de los lobos de Koga mientras intentaba regresar con él; Sesshōmaru inicialmente la iba a ignorar, pero movido por la curiosidad e impulsado por el pulso de Colmillo Sagrado, probó la espada en ella, cortando a los esbirros del infierno que habían venido a recoger su alma y devolviéndola a la vida. Se alejó y Rin lo siguió, convirtiéndose en su nueva compañera de viaje.

La espada maligna

Al encontrar el cadáver de Goshinki y detectar el olor de Inuyasha en él, Sesshōmaru llevó la cabeza del demonio a Kaijinbō, el forjador de espadas rebelde y ex discípulo de Tōtōsai, para encargarle una espada hecha con la cabeza de Goshinki. El mismo día que Kaijinbō llegó, poseído y empuñando su nueva creación, Tōkijin, Inuyasha se había transformado a su forma humana y estaba indefenso. Entonces, afortunadamente, Tōtōsai apareció y le dio a Inuyasha su espada reparada, que era demasiado pesada para que él la levantara. Kaijinbō fue luego destruido por su propia creación porque era demasiado malvado para que su creador lo manejara. Kagura dirigió a Sesshōmaru hacia Tōkijin, y vio como el demonio reclamaba su espada y la empuñaba contra su hermano. Mientras Inuyasha y sus amigos escaparon antes de sentir todo el peso de la nueva arma de Sesshōmaru, Kagura decidió que Sesshōmaru podría ser lo suficientemente fuerte como para destruir a Naraku.

La verdadera naturaleza del demonio

La transformación demoníaca de Inuyasha le dio un gran poder, pero ninguna sensación de control sobre sus acciones, ya que mató indiscriminadamente, eso lo descubrió Sesshōmaru cuando llegó para medir el poder de su hermano menor después de escuchar la sabiduría de Bokusenō, un árbol yōkai y amigo de Tōga.

El plan de Naraku

Kagura secuestró a Rin. Mientras Jaken y Sesshōmaru discutían sus opciones, uno de los títeres demoníacos de Naraku apareció ante ellos. Amenazó a Sesshōmaru con su vida a menos que aceptara matar a Inuyasha. En cambio, Sesshōmaru siguió a Naraku hasta su castillo. Al llegar, Naraku reveló su verdadera forma de demonio, una colección de demonios entrejuntados, y atacó a Sesshōmaru. Naraku estaba planeando en secreto absorber a Sesshōmaru en su propia carne mientras Sesshōmaru cortaba partes de su cuerpo y era rodeabo por carne caída de Naraku.

Al mismo tiempo, Inuyasha también había rastreado el castillo de Naraku. Rompió la barrera de Naraku con su Colmillo de Acero recién acuñada. Mientras tanto, Kagome y los demás persiguieron al único fragmento de Joya que Kagome sintió, que era Kohaku, que había sido encargado de proteger a Rin. Naraku se vio obligado a luchar contra Sesshōmaru e Inuyasha al mismo tiempo. Cuando Naraku resultó gravemente herido, escapó en una nube de miasma. Sesshōmaru de repente se dio cuenta de por qué Naraku había secuestrado a Rin, como un método para distraerlo en caso de tener que escapar. Naraku ordenó telepáticamente a Kohaku que asesinara a Rin.

Sesshōmaru e Inuyasha llegaron justo a tiempo para detener a Kohaku. Cuando Sesshōmaru miró a Kohaku a los ojos, se dio cuenta de que era una cáscara vacía al que se le ordenaba realizar sus acciones. Le entregó a Kohaku a Inuyasha y su grupo y escapó con Rin.

Monte Hakurei

Cuando Sesshōmaru llegó al Monte Hakurei, salvó a Kagome Higurashi, Miroku y Sango del veneno Mukotsu, uno de los Shichinintai; sin embargo, cuando se enfrentó al hecho de que había salvado a Kagome ya los demás, simplemente dijo: "Solo lo maté porque no respondió a mis preguntas".

Más tarde, Shippō le dijo a Inuyasha que Kagome, Miroku y Sango dejaron de respirar debido al veneno. Inuyasha se sorprendió y comenzó a llorar, porque no podía protegerlos. Inuyasha se fue para estar solo y comenzó a talar árboles y gritar de frustración, buscando venganza contra el Shichinintai y Naraku. En su aturdimiento de ira, Sesshōmaru apareció y le preguntó por qué estaba tan inconsolable. Inuyasha explicó, y Sesshōmaru le dijo que un medio demonio apenas podía protegerse a sí mismo, y mucho menos a los demás. Inuyasha, cansado de la burla, dijo que si mataba a Sesshōmaru, tendría a Colmillo Sagrado y podría revivir a sus amigos, a lo que su hermano dice que un medio demonio nunca podría dominar la espada. Inuyasha comenzó a golpear a Sesshōmaru, pero la ilusión desapareció, sugiriendo que todo habia estaba en la cabeza de Inuyasha .

Después de la muerte de Mukotsu, Naraku ordenó a los cinco Shichinintai restantes que mataran a Sesshōmaru también. Jakotsu y Suikotsu fueron tras él, el primero notando que Rin era la debilidad de Sesshōmaru. Más tarde, Suikotsu y Jakotsu tenían a Sesshōmaru acorralado, amenazando con matar a Rin si Sesshōmaru hacía un movimiento. Sesshōmaru hizo una maniobra impresionante, arrojó su espada detrás de él y empaló a Suikotsu con ella, luego se lanzó y hundió sus garras en el corazón de Jakotsu. Sin embargo, pensando que eso era suficiente para matarlos, bajó la guardia y mientras Rin huía de sus captores, Suikotsu la agarró y amenazo con matarla. Jakotsu le dijo a Sesshōmaru que sería demasiado tarde para salvarla, pero de repente llegó Kikyō, logrando detener a Suikotsu con una flecha sagrada.

Más tarde vio como el miasma de Naraku destruía la vegetación en la Monte Hakurei y muchos demonios escapaban de la barrera destruida. Posiblemente viendo el intento de Naraku de matar a Kikyō, Sesshōmaru apareció ante Naraku; creía que desde que salió de su escondite se había vuelto más fuerte. Probando su teoría, Sesshōmaru destruyó el cuerpo de Naraku, pero la fuerza de Tōkijin fue devuelta por la barrera de Naraku. Hizo un último corte que partió la cabeza de Naraku por la mitad. Sin embargo, no tuvo éxito en destruirlo para siempre, viendo como huía una vez más. Cuando Inuyasha llegó para ver el arco roto de Kikyō, Sesshōmaru reprendió a su hermano por no poder salvarla, diciéndole que persiguiera a Naraku en lugar de gritarle.

Batalla en el Portal

Sesshōmaru siguió el olor de un torrente de sangre hasta el decapitado Tekkei, y se preguntó qué había sucedido. Kagura apareció y le informó que Naraku había ido al Portal que conecta ambos mundos para recuperar el último fragmento de la Perla. Ella lo llevó al Reino de Fuego; allí, mostro a Colmillo Sagrado, calmando a Gozu y Mezu , y permitiéndole entrar por la puerta sin convertirse en piedra. Voló a la tumba de su padre una vez más y trató repetidamente de romper la barrera de Naraku; Naraku se burló de él permitiendo que sus miembros superfluos fueran destruidos. Sin embargo, una vez que Inuyasha obtuvo y usó el Kongōsōha que rompió la barrera de Naraku, el ataque de Sesshōmaru lo hizo pedazos. Al ver que Naraku había huido de regreso al Mundo de los vivos, Sesshōmaru se dirigió hacia la puerta con el grupo de Inuyasha.

Muerte de Kagura

Kagura, una de las encarnaciones de Naraku, posteriormente traicionó a Naraku para obtener su libertad. Ella creía que solo Sesshōmaru podría derrotarlo; ella también parecía tener sentimientos románticos por él, al igual que Sara Asano. Después de intentar atacar el templo de Goryōmaru y resultar herida, cayó a un río cerca del grupo de Sesshōmaru. Recuperándose, explicó que Naraku estaba usando un orbe conocido como Fuyōheki para esconder su corazón , y le dio a Sesshōmaru fragmentos de cristal de yōki para ayudarlo a encontrar el corazón de Naraku. Sesshōmaru le confió a Jaken el cuidado de los cristales.

Sesshomaru ve como Kagura se disuelve

Durante una batalla con Mōryōmaru , Sesshōmaru captó el olor de la sangre de Kagura y el miasma de Naraku. Mōryōmaru la insultó, enfureciendo a Sesshōmaru, quien rápidamente concluyó la pelea, rompiendo a Tōkijin en el proceso. Dejó la espada atrás, eligiendo obtener una nueva en lugar de volver a forjarla.

Justo cuando Kagura pensó que moriría sola en el campo de flores, Sesshōmaru apareció ante ella, para sorpresa de la hechicera del viento. Sesshōmaru le dijo a Kagura que percibió el olor a sangre y miasma . Kagura respondió: "Ya veo, pensabas que yo era Naraku. ¿Estás decepcionado de que no sea Naraku?" Sesshōmaru le respondió diciendo "Sabía que eras tú". Buscó a Colmillo Sagrado, pero luego se dio cuenta de que no podía salvarla. Kagura estaba feliz de poder ver a Sesshōmaru por última vez. Ella lo miró y sonrió mientras moría ante él, disolviéndose en el viento. Cuando Inuyasha llegó justo después de la muerte de Kagura, le pregunta a Sesshōmaru si sufrió. Sesshōmaru simplemente miró hacia el cielo y dijo "Ella estaba sonriendo", y luego se alejó.

La técnica Meidō Zangetsuha

Colmillo Sagrado llamó a Tōtōsai, y más tarde declaró que la espada le dijo que el corazón de Sesshōmaru había sentido algo que no había sentido antes: rabia o pena por otro set, no solo por él mismo. Debido a que una técnica que enviara a los enemigos directamente al Inframundo era tan potente y peligrosa en las manos equivocadas, el corazón de Sesshōmaru tenía que ser lo suficientemente maduro para manejarla responsablemente. De esta manera, la muerte de Kagura ayudó a Sesshōmaru a madurar y convertirse en un individuo más poderoso y responsable.

Totosai hablando con Sesshomaru

Cuando Sesshōmaru aprendió a realizar el Meidō Zangetsuha , reflexionó sobre la muerte de Kagura y cómo Mōryōmaru le dijo que había muerto por nada. Entonces pensó "Yo, Sesshōmaru, seré quien decida si ella murió por nada". Entonces sopló el viento, que estaba destinado a representar el espíritu de Kagura.

En un esfuerzo por fortalecer y mejorar aún más los poderes de Colmillo Sagrado, Sesshōmaru visitó a su madre en busca de una manera de hacer un Meidō completo. Se aventuró al infierno después de que un yōkai del inframundo agarrara a Rin y Kohaku ; este último todavía estaba vivo, debido al fragmento de Shikon en su espalda, pero Rin no recuperó la conciencia. Sesshōmaru se arrepintió, creyendo que nunca debería haberla traído consigo y que tenia que haberla dejado en una aldea humana; sintió frustración y se culpó a sí mismo por su muerte. La Madre de Sesshōmaru le ofreció una salida del inframundo, él rechazó la oferta, lo que hizo que ella se sintiera ofendida. Sesshōmaru encontró a Rin en manos del maestro del infierno. Después de matar al yōkai, se dio cuenta de que Rin no estaba reviviendo y declaró que mejorar y fortalecer su espada no valía el precio de la vida de Rin. Los cadáveres en el infierno los rodeaban, y con su dolor por Rin, usó su espada para purificarlos. Cuando regresó al mundo de los vivos con el cuerpo de Rin, su madre lo reprendió por pensar que era un dios que podía controlar la vida y la muerte, y le dijo que Colmillo Sagrado solo podía revivir a la misma persona una vez, y que cuando su corazón deseaba salvar otra vida que no fuera la suya, también debería sentir tanto tristeza como miedo, ya que significa que debe de tener "un corazón compasivo".

Sesshōmaru solo pudo aprender a comprender el valor de una vida y ganar un corazón verdaderamente compasivo cuando se perdió la vida que más valía para él, y "un corazón compasivo" era lo que necesita el que maneja una espada tan destructiva, que puede enviar enemigos directo al Inframundo.

Rin es nuevamente resucitada

Su madre le dijo que no esperara que ella hiciera esto dos veces, colocando su collar alrededor del cuello de Rin. Para su alivio y felicidad, Rin revivió una vez más. Su madre le preguntó a Jaken si Sesshōmaru estaba feliz cuando revivió a Rin, y Jaken respondió que estaba "muy feliz".

Batalla final con Naraku

Sesshōmaru se dio cuenta de su verdadero potencial como un verdadero Daiyōkai después de que la técnica de lucha de Colmillo Sagrado, Meidō Zangetsuha, fuera mostrada. Sesshōmaru dejó ir su obsesión con Colmillo de Acero en una batalla con Magatsuhi , y recuperó no solo su brazo izquierdo, sino también creo su propia espada, Colmillo Explosivo.

Más tarde usó esta espada para luchar contra Naraku encomapia del grupo de Inuyasha , ayudando en la destrucción final del malvado hanyō al destruir grandes cantidades del cuerpo de Naraku.

Tres años después de la derrota de Naraku, Sesshōmaru visitó a Rin, quien estaba bajo el cuidado de Kaede, y le llevo regalos. Kagome lo llama "hermano mayor" y aparentemente está molesto pero en el fondo despreocupado porque reprende a Jaken por pensar que Kagome estaba fuera de lugar.

Seis meses después, Rin casi es víctima de Ne no Kubi , pero se salvó ya que Sesshōmaru se quedó para protegerla a ella y a los hijos de Sango[4], mientras que la exterminadora y el grupo Inuyasha fueron a lidiar con el yokai[5].

Hanyō No Yashahime

Sesshōmaru va a la aldea de Kaede y se lleva a sus hijas.

Sesshōmaru se negó a heredar el título de su padre como Señor de las Tierras Occidentales Y se casó con Rin, su antigua compañera de viaje. Más de cuatro años después del ataque de Ne no Kubi junto a Rin, tuvo dos hijas gemelas Hanyo a las cuales nombraron Towa y Setsuna. El día del parto, Sesshomaru se encontró con una marioneta Shikigami de Zero quien le advirtió que debería esconder a las niñas antes de que despertara Kirinmaru y tambien destruir el Cometa Aciago que se acercaba a la tierra, Sesshomaru destruyo al títere y luego se traslado a la aldea. Cuando llego, sin medir palabras se llevó a las niñas[6], finalizo el encuentro comentando que era "Un rito de Valentía y Cobardía[7]".

Towa y Setsuna reciben las perlas

Mientras se trasladaba con sus hijas en brazos, Joka apareció con intenciones de atacar y arrebatarle a las niñas por órdenes de Zero, pero éste rápidamente repelo el ataque, arrancándole los brazos a Joka y se apoderandose de las Perlas arcoíris dorada y plateada que la yokai tenía en su poder. Sabedor del peligro que corrían sus hijas, Sesshomaru ordenó a Jaken colocar una barrera protectora para cuidar a las recién nacidas, no sin antes insertar en los ojos opuestos de ambas las obtenidas perlas. Ambas niñas fueron dejas en un bosque bajo el cuidado de Jaken[7].

Destrucción del cometa Aciago y encuentro con Kirinmaru

Sesshomaru se traslado al palacio de su madre, ahí se encontró con Inuyasha y la esposa de este Kagome Higurashi, cuando anocheció el cometa estaba ya por impactar con la Tierra, Sesshomaru voló hacia el y con Colmillo Explosivo lo partió en dos. Inuyasha se encargó del resto. El cometa fue destruido y sin nada más que decir Sesshomaru se alejo con Jaken y regreso al bosque para supervisar a Rin y a las gemelas.

Posteriormente fue a donde se encontraba un recién despertado Kirinmaru, quien planeaba junto a su hermana Zero la destrucción de todos los Hanyo que nacieron de la descendencia de Inu no Taisho. Sesshomaru se presento ante el yokai y afirmo que ayudaría a la destrucción de su hermano menor, Inuyasha[7]. Pero su verdadero objetivo era protegerlos, habiendo advertido claramente a Inuyasha y Kagome antes de aliarse con Kirinmaru para que estos. pudieran llevar a su hija a un lugar seguro.

Persecución de Moroha

Inuyasha protegiendo a Kagome y Moroha de Sesshōmaru y Kirinmaru

Sesshōmaru junto a Kirinmaru persiguieron a Inuyasha y Kagome Higurashi, con la intención de matar a Moroha. Ellos para proteger a la niña, se la entregaron a Hachi para que éste la cuidara[8], éste se la llevaría al único lugar donde podría estar a salvo: la tribu de los hombres lobo liderada por Koga y Ayame[7].

Inuyasha intento enfrentar a ambos y cuando Kirinmaru se lanzo al ataque, Sesshōmaru, sabiendo que Inuyasha no tendría oportunidad alguna ante Kirinmaru, se adelanto y extrajo del ojo derecho de su hermano, la perla negra que Hosenki II le había entregado, con ella encerro a Inuyasha y a Kagome en la tumba de su padre para protegerlos [7]. A su vez Jaken convenció a Kirinmaru de que el Meidō Zangetsuha de Inuyasha sería necesario en el futuro.

Ataque a Rin e Incendio forestal

Sesshomaru sorprendido por la decisión de Rin.

Mientras Inuyasha y Sesshomaru destruían el Cometa Aciago, Zero encontró a Rin con la firme intención de preguntarle por el paradero de sus hijas para matarlas por el miedo a que la profecía en torno a su hermano se cumpla y al no obtener respuestas, maldijo a Rin con un hechizo el cual provocaba la aparición de unas escamas plateadas en su cuerpo que la matarán una vez la cubran por completo. Cuando Sesshomaru llegó para proteger a su amada, Zero forjó una conexión en sus fuerzas vitales, lo que significa que si Zero muere, Rin también lo hará. Esto impidió que Sesshōmaru matara a Zero. Con el objetivo de proteger a sus hijas, Rin se dispone a poner su cuello en la hoja de Colmillo Explosivo para que Sesshomaru la mate y con ello acabe con Zero si con eso salva a sus hijas dejándolo sorprendido [9].

Cuatro años más tarde del encierro de su hermano, las hijas de Sesshōmaru se separaron a causa de un incendio forestal a pesar del campo de protección hecho por Jaken[4], fue causado por Homura bajo las ordenes de Zero[10]. Sesshōmaru presencio aquella orden, sin inmutarse, sólo se alejo mientras Homura cumplía ordenes. En el caos del incendio Towa fue trasportada al Japón actual mientras que Setsuna se quedo en la era feudal[11]. Finalmente, envio a Jaken con A-Un para salvaguardar a Setsuna enviándola a la aldea de Shiori, un refugio seguro para los niños hanyō. A pesar de la seperación estuvo pendiente de ella. Enviandole incluso armas como regalo para que aprendiera a defenderse[12]. Años despues, Setsuna comenzo a vivir con Kaede.[6]


Posterior a lo ocurrido con la separación de sus hijas hanyō gemelas, Rin continúa dormida dentro del Árbol de las Edades y desde ese entonces Sesshōmaru ha estado en el mismo lugar velando por su seguridad.

Después de una década, el daiyōkai presenció cómo el Espíritu del árbol de las eras les habla a sus hijas gemelas adolescentes y a su sobrina sobre su destino. Después de que son despedidas por el Árbol, este le pregunta si está de acuerdo con dejar que Rin se quede dormida si continúa abandonándola. Él simplemente se aleja sin responder.

Encuentro con sus hijas

Muchos meses después, finalmente emerge para proteger a sus hijas del ataque de Kirinmaru. Lanza su espada Bakusaiga al suelo cargada con poder para evitar que Kirinmaru los acabe y pelea con Kirinmaru hasta un punto muerto, lo que obliga a Kirinmaru a dejar a Towa y Setsuna con vida, no sin antes recordarle a Sesshōmaru que ambos Grandes Demonios todavía necesitan trabajar juntos. Con Kirinmaru repelido y sus hijas a salvo, Sesshōmaru decide irse y le recuerda severamente a Jaken que no le cuente a sus hijas su secreto[13].

Posteriormente y estando en el Árbol Sagrado de las Edades, Sesshōmaru sintió que el olor del viento había cambiado y se dio cuenta de que su hija Setsuna no podia reprimir su sangre debido a que Zero rompió el hechizo de sello de Miroku[14]. Él y Jaken más tarde vieron a Akuru pero lo ignoraron y fueron a ver a Rin. Esta inesperadamente se despertó jadeando y sufriendo espasmos, por lo que Sesshōmaru se dio cuenta de que Zero había muerto e inmediatamente fue al lugar donde sus hijas habían luchado contra Zero, dándose cuenta de que Setsuna la había matado[15].

Sesshōmaru, usó a Tenseiga para revivirla, salvando con éxito a Rin. Esto solo enfureció a Zero y ella destruyó a Tenseiga y decidió usar sus poderes demoníacos y estaba a punto de usar las Perlas Arcoíris cuando Kirinmaru llegó. Ignorando el perdón de Kirinmaru por la destrucción de Tenseiga, Sesshōmaru decidió sombríamente matar a Zero incluso si eso mataba a Rin, dándose cuenta de que su deseo de matar a Towa y Setsuna había ido demasiado lejos y sabiendo que Rin preferiría morir antes que dejar que mataran a sus hijas. Aunque Kirinmaru lo detuvo, Sesshōmaru se negó a retroceder y logró persuadir a Kirinmaru para que evitara que Zero usara su poder demoníaco al comentar lo lamentable que se estaba volviendo. Cuando Kirinmaru obedeció y esparció las Perlas Arcoíris por la tierra, Zero se enfureció y repudió a Kirinmaru como su hermano, Sesshōmaru fue tras ella y le dijo a Kirinmaru que luchara contra las Princesas Medio Demonio como una prueba de coraje y cobardía.

Sesshōmaru le ofrece Tenseigaa a Towa

Después de que Kirinmaru ganara la batalla y durante la cual éste mató a Setsuna, Sesshōmaru llegó ante los ojos de su hija mayor y le ofreció la Tenseiga[16] y dijo que era ella quien debía usar Tenseiga si queria volver a ver a su hermana.

Sesshōmaru presencio como Towa utilizo todo su poder para hacer funcionar a una rota Tenseiga, cuando finalmente Setsuna vuelve a respirar, acaricia el rostro de sus dos hijas inconsientes y llama con voz poderosa a Setsuna despertandola en el acto y haciendo que esta elimine auna gran horda de demonios que venian por ellos. Segundos despues Sesshōmaru se aleja con Jaken[17]. Poco tiempo después, Sesshomaru se entera que sus hijas y su sobrina Moroha se adentraron al interior de la Montaña Musubi con el objetivo de encontrar la Raíz de Kuyokon, necesaria para que le sea diseñada a su hija Towa, una espada más adecuada para ella [18]. En el camino a reencontrarse con sus hijas y su sobrina, Sesshomaru es advertido por Jaken de la presencia de Akuru a lo cual Sesshomaru prefiere ignorar. Una vez que sus hijas logran salir de la montaña, Sesshomaru le pregunta a Setsuna si ya pudo dominar el poder de la Yukari no Tachikiri. Ante la respuesta negativa de su hija, Sesshomaru desenvaina a Colmillo Sagrado argumentando que a su hija le falta determinación. Es entonces que del pecho de Setsuna emerge la Mariposa de los sueños. Jaken le explica a las chicas la situación alrededor de la Mariposa de los sueños, de cómo afectaba a Setsuna y la maldición de Rin a lo cual Sesshomaru le dice a Setsuna que si mata a la mariposa, ella volverá a dormir pero a cambio se reactivará la maldición que amenaza la vida de su madre. Setsuna con determinación le responde a Sesshomaru que ella salvará a su madre a cualquier costo a lo cual Sesshomaru destruye a la Mariposa de los Sueños advirtiendo a Setsuna que no tiene tiempo qué perder si quiere salvarla; a continuación le pregunta a Moroha si de casualidad pudo volver a ver a Inuyasha lo que deja a esta última muy sorprendida de que lo sepa. Acto seguido, Sesshomaru procede a retirarse del lugar [19].

Poderes y habilidades

Mientras que su medio hermano Inuyasha es un medio demonio, Sesshōmaru es un demonio de sangre pura, habiendo heredado más completamente las habilidades de su padre. El nivel de sus poderes demoníacos es tal que puede anular las auras demoníacas en un instante tocando el objeto que ha sido poseído. Por ejemplo, a pesar de que permaneció corrompido después de la muerte de Kaijinbō, Sesshōmaru exterminó el aura demoníaca de Tōkijin sin esfuerzo con sus propias manos. También se presume que, aparte del propio Inu no Taishō, Sesshōmaru era el único demonio conocido que posiblemente podía controlar a Sō'unga, algo que Inuyasha no podía.

  • Sesshōmaru es un demonio de sangre pura

    Fuerza: Sesshōmaru posee una fuerza hercúlea, incluso con un solo brazo. En repetidas ocasiones ha dominado y arrojado poderosamente a un lado a Inuyasha. Incluso puede usar sus garras para atravesar fácilmente rocas sólidas y los cuerpos de la mayoría de los demonios. Su fuerza física con un solo brazo era igual a la fuerza máxima de Inuyasha.
  • Velocidad: Sesshōmaru puede cerrar distancias rápidamente y sin previo aviso. Su velocidad excedía con creces la considerable velocidad de Inuyasha, ya que en sus peleas, Inuyasha no era capaz de darle un solo golpe a Sesshōmaru incluso con Colmillo de Acero en la mano hasta que aprendió el Kaze no Kizu. Sesshōmaru incluso se colocaba detrás del cauteloso Naraku con facilidad.
  • Durabilidad:Los tremendos poderes demoníacos de Sesshōmaru le han otorgado una gran resistencia a las lesiones. En las raras ocasiones en que recibe lesiones graves, a menudo puede seguir luchando a pesar de ellas, mostrando una tremenda resistencia. Esto se demostró cuando pudo matar fácilmente a un ejército de samuráis humanos justo después de perder su brazo izquierdo y la batalla inicial por Colmillo de Acero ante Inuyasha. Más tarde, Sesshōmaru logró resistir el Kaze no Kizu de frente el tiempo suficiente para que Colmillo Sagrado usara su habilidad de barrera para protegerlo del nivel de daño letal del ataque. A pesar de estar gravemente herido durante su batalla con Magatsuhi, Sesshōmaru pudo continuar luchando hasta que sus poderes se fusionaron en Colmillo Explosivo. También se ha demostrado que es capaz de resistir el impacto de la Barrera Anti-Demonio colocada en Colmillo de Acero para usarla ocasionalmente cuando sea necesario con poca reacción, aunque no sin sufrir lesiones potencialmente debilitantes. Dado que tiene un veneno fuerte en su propio cuerpo, puede resistir o anular la mayoría de los ataques venenosos.
  • Curación acelerada: durante su batalla con Magatsuhi, Sesshōmaru demostró la capacidad de curar rápidamente las quemaduras y cortes en su brazo derecho, así como varios agujeros grandes que atravesaban su cuerpo. Sin embargo, esta habilidad no parece ser una función corporal pasiva, ya que evidentemente necesita concentrar sus energías para curarse a sí mismo. En la misma batalla, también mostró poderes regenerativos, capaz de hacer crecer completamente su brazo izquierdo, que fue cortado por Inuyasha en uno de sus encuentros. Se desconoce por qué tomó tanto tiempo, sin embargo, es posiblemente porque su brazo izquierdo albergaba a Colmillo Explosivo, y fue reprimido inconscientemente hasta que dejo ir su deseo por Colmillo de Acero.
  • Sentidos olfativos: Sesshōmaru tiene un olfato excelente y es capaz de determinar las circunstancias mediante los aromas en el viento. Incluso con cosas lejanas, puede enterder lo que está pasando y obtener información solo con el olfato.  Puede discernir ciertas características de un individuo solo a través del olor; por ejemplo, el olor de la tierra del cementerio le permitió identificar la naturaleza no-muerta de Los Siete Guerreros.
  • Garras venenosas

    Garras venenosas: Sesshōmaru tiene uñas en forma de garra y puede herir, o incluso matar, a un grupo completo de ladrones usándolas. También puede liberar un potente veneno al mismo tiempo para derretir a sus enemigos. Aunque normalmente lo aplica a través de sus garras, también puede rociar el ácido con sus golpes. Su veneno es lo suficientemente fuerte como para derretir rocas o huesos; un simple humano se derretirá en un instante. Si su veneno se ingiere internamente, permanecerá adentro y estará durante un largo período de tiempo, incluso en aquellos con poder demoníaco.
    • Látigo venenoso

      Látigo envenenado: Al igual que las Garras venenosas, este también es otro ataque muy común. con sus Garras venenosas forma un látigo de veneno para atacar al oponente este látigo puede incluso cortar espadas un poco débiles y algunos monstruos.
  • Mokomoko-sama (モコモコ様):  El rico pelaje en el hombro de Sesshōmaru es parte de su cuerpo y puede estirarse mucho, dándole capacidades defensivas y algunos medios de ataque.
  • Hikari no Muchi (光の鞭, Látigo de luz): Sesshōmaru puede generar un hilo delgado, parecido a un látigo, de energía de color amarillo verdoso de las yemas de sus dedos para ayudarlo en el lugar de su brazo faltante. Ha demostrado ser capaz de perforar la armadura y la carne con facilidad y puede quemar la carne al contacto, similar al del veneno en sus garras. Parece ser capaz de manifestar esta energía sin sus propiedades destructivas, lo que le permite usarla para atrapar a los aliados que caen o sacar a alguien del peligro sin lastimarlos en el proceso.
  • Longevidad: Como daiyōkai , Sesshōmaru tiene una longevidad sobrenatural. Parece tener físicamente alrededor de 19 años a pesar de tener cronológicamente más de 1000 años.
  • Vuelo: Sesshōmaru es capaz de volar en su forma humanoide y en su forma de demonio, y también puede flotar inmóvil. Ocasionalmente permite que otros individuos lo acompañen llevándolos en su mokomoko-sama. Mientras está en esta forma de orbe de luz, Sesshōmaru puede volar incluso más rápido que su forma humana o verdadera, y esto puede usarse para un escape rápido o una persecución rápida.
  • Sesshōmaru volando

    Transformación: como Daiyōkai, posee la capacidad de transformarse en un orbe de luz o en un enorme perro de pelaje plateado cuando quiera, y aunque posee un tremendo poder destructivo en esta última forma, rara vez lo usa. Si bien su gigantesca forma de perro parece otorgarle una gran cantidad de fuerza física, parece carecer de la agilidad de su forma humanoide. Además, Jaken especuló que Sesshōmaru pierde algunas de sus habilidades de razonamiento mientras está en forma de perro; Sin embargo, no hay evidencia sustancial para apoyar esta teoría. Al transformarse de un lado a otro, su ropa, armas y otros accesorios parecen simplemente desaparecer y luego reaparecer.
    • Colmillos envenenados: mientras está en su forma de perro gigante, las toxinas de las garras venenosas de Sesshōmaru se transfieren a sus colmillos. Esto hizo que su mordida tuviera efectos extremadamente cáusticos, una habilidad que también se transfiere a su saliva. Además, su saliva se puede convertir en un gas venenoso parecido a una niebla.
    • Teletransportación: El orbe de luz de Sesshōmaru le da la habilidad de teletransportarse rápidamente si es necesario, como se vio cuando Sesshōmaru se transformó en una bola de energía para escapar de la tumba de su padre. Más tarde usó esta forma para perseguir a un Totosai que huía, materializándose al impactar con el suelo y producir una explosión.

      Sesshōmaru es un espadachín extremadamente hábi

  • Maestro espadachín: Sesshōmaru es un espadachín extremadamente hábil, habiendo empuñado varias espadas demoníacas en la batalla. En las varias ocasiones en que él e Inuyasha chocaron con sus espadas demoníacas, Sesshōmaru pudo abrumar fácil y consistentemente a su hermano menor. Incluso en la rara posibilidad de que Inuyasha lograra derrotar a Sesshōmaru, fue solo después de que Sesshōmaru había tomado la delantera e Inuyasha se acostumbró a las habilidades de Sesshōmaru. La habilidad general de Sesshōmaru era tal que podía manejar Colmillo de Acero con al menos el mismo nivel de eficiencia que Inuyasha y con una sola mano.
  • Combatiente experimentado: Junto con su habilidad con la espada, Sesshōmaru también es un luchador desarmado altamente competente e incluso con un solo brazo, su habilidad seguía siendo formidable. A diferencia de Inuyasha, Sesshōmaru normalmente ataca con rapidez y elegancia.

Debilidades

  • Trauma físico: Las lesiones físicas importantes, como las apuñaladas y el desmembramiento, pueden causar dolor a Sesshōmaru y también retrasarlo. Sin embargo, esto es más o menos momentáneo, ya que puede recuperarse rápidamente de la mayoría de las lesiones siempre que no se haya debilitado por otros medios, como el poder espiritual o los métodos de purificación.
  • Veneno: Aunque normalmente es capaz de anular la mayoría de los venenos debido a su propio veneno, Sesshōmaru puede quedar incapacitado con un miasma extremadamente poderoso ; por ejemplo, el miasma del espíritu demoníaco de la Perla de Shikon, Magatsuhi , fue capaz de quemar severamente a Sesshōmaru al contacto.
  • Poder espiritual : Sesshōmaru es susceptible a los efectos del poder espiritual, aunque ha demostrado una gran resistencia a las energías santas o espirituales. Por ejemplo, pudo traspasar la poderosa barrera de purificación del monte Hakurei sin ser purificado, aunque la barrera lo debilitó un poco mientras estaba en efecto. En otro caso, Sesshōmaru atrapó una de las flechas sagradas de Kagome con las manos desnudas sin ningún efecto negativo; cualquier otro demonio habría resultado gravemente herido. Incluso los ataques sagrados provenientes de múltiples monjes entrenados y poderosos (por ejemplo, Ungai y sus hombres) no tuvieron un efecto duradero en Sesshōmaru.

Armas y equipamiento

Sesshomaru con el Báculo de dos Cabezas

Antes

  • Nintōjō: Sesshōmaru empuñó brevemente el "Báculo de dos Cabezas ", el arma que empuña Jaken actualmente . Puede producir largas corrientes de llamas y generar grandes inundaciones de agua.  Por alguna razón, Sesshōmaru supo dónde encontrar esta arma, y ​​se la dio a su sirviente, Jaken. Es con esto que Jaken pudo ayudarlo a rastrear a Colmillo de Acero. La cabeza del báculo puede arrojar fuego cuando Jaken lo desee. Cuando está cerca de la tumba de Tōga, la cabeza del anciano se ríe. Pero cuando está en un lugar peligroso, la mujer chilla.
  • Tōkijin: era una espada fabricada por el malvado herrero Kaijinbō con uno de los colmillos de Goshinki, como parte de los continuos esfuerzos de Sesshōmaru para obtener Colmillo de Acero o una espada que la iguale en poder. Era capaz de igualar a Colmillo de Acero en poder, ya que los colmillos de Goshinki fueron capaces de romper la espada original antes de ser reforjada por Tōtōsai usando un colmillo de Inuyasha. Finalmente, en la batalla de Sesshōmaru contra Mōryōmaru, Tōkijin se rompió mientras intentaba penetrar el caparazón absorbido del demonio. Sesshōmaru no se molestó en repararlo porque no tenía el poder para derrotar a Mōryōmaru y resolvió encontrar una espada de reemplazo. Aunque es una espada poderosa por derecho propio, la Tōkijin aparentemente era capaz de obtener poder del propio Sesshōmaru, lo que la hace aún más formidable. Sin embargo, justo cuando Sesshōmaru se burla de Mōryōmaru por no poder contener toda su energía demoníaca, el mismo problema existe con Tōkijin, que a veces se ve afectado por todo el poder de Sesshōmaru que lo atraviesa.

    Sesshomaru controlando la energía demoníaca de Tokijin

    • Aura demoníaca inmensa: debido a que Sesshōmaru tuvo que revivir la cabeza de Goshinki antes de que Kaijinbō forjara a Tōkijin, la espada demoníaca poseia un aura demoníaca intensa de odio por parte de Goshinki. El aura era lo suficientemente fuerte como para poseer a Kaijinbō y eventualmente consumirlo porque este no fue lo suficientemente fuerte para resistirlo. Sesshōmaru por su parte pudo dominar el aura maligna con la suya propia.
    • Ataques de energía: Tōkijin podia disparar ráfagas extremadamente poderosas de pura energía maligna, pero debido a que estába llena de la malicia de Goshinki, solo alguien con una presencia demoníaca muy poderosa podia manejarla sin ser controlado por él. Las explosiones de energía creadas por Tōkijin adoptan múltiples formas debido a que Sesshōmaru las desarrolla más en su búsqueda de poder.
      • Barrera protectora: cuando se golpea contra el suelo, Tōkijin puede crear una barrera que erradicaría cualquier cosa que entre en contacto con ella.
      • Kenatsu: Como muchas espadas yōkai, Tōkijin podía cortar a los oponentes sin tocarlos, disparando pequeñas ráfagas concentradas de yōki.
        • Explosión de energía de aguja: Originalmente, las explosiones de energía de Tōkijin tomaban la forma de pequeños fragmentos de energía con forma de aguja que Sesshōmaru disparaba con la punta de la espada sin tener que lanzarlas.
        • Ola de energía azul: Sesshōmaru más tarde desarrolló la capacidad de disparar ráfagas de energía de la espada que eran comparables al Kaze no Kizu en tamaño y poder.
        • Esfera de energía verde: Sesshōmaru también demostró la capacidad de disparar esferas de energía desde la hoja, que eran de color verde y viajaban muy rápidamente.

          Sesshomaru realizando el Sōryūha

    • Sōryūha: era la técnica más poderosa del Tōkijin. La primera forma del ataque eran corrientes azules de relámpagos y eventualmente toman la forma de un dragón. Sesshōmaru puede incluso canalizar la energía hacia el suelo para sortear las defensas de su oponente.

Forma final de Sōryūha

Actualmente

  • Armadura demoníaca: Sesshōmaru usa una armadura sobre su kimono que supuestamente puede regenerarse con el tiempo si alguna vez se daña en la batalla. Esto se muestra cuando Inuyasha lo rompió durante su batalla inicial por Colmillo de Acero dentro del cadáver de su padre y después de la batalla, Sesshōmaru se muestra con la armadura perfectamente intacta cuando se enfrentó al ejército samurai a pesar de no haber hecho ningún intento de reparar o reemplazar la parte dañada.
  • Mokomoko (Fluffy): es la estola peluda en el hombro de Sesshōmaru. Lo utiliza para atrapar y asfixiar a oponentes. Parece tener vida propia, ya que en algunas ocasiones reacciona al estado de su dueño, como cuando Inuyasha amputó su brazo o cuando logró impactarlo directamente con el "viento cortante" la primera vez que logró usar este ataque, en ambas ocasiones la estola reaccionó envolviendo a Sesshōmaru y llevándolo a un lugar seguro. cuando la espada de Jakotsu impacto contra ella empezó a sangrar, por lo que obviamente no es solo un accesorio. El Mokomoko es parte del cuerpo de Sesshōmaru, pero no su cola.
  • Colmillo Sagrado: Sesshōmaru empuña Colmillo Sagrado, una poderosa espada yōkai forjada por Tōtōsai a partir de uno de los colmillos de su padre. Tōga le heredo a Sesshōmaru con la esperanza de que lo ayudaría a desarrollar compasión, ya que Sesshōmaru se había preocupado anteriormente únicamente por adquirir más poder. Colmillo Sagrado no puede dañar a los vivos, pero es capaz de traer de vuelta a alguien de entre los muertos, aunque sea una vez. La espada también puede cortar entidades espirituales (fantasmas, espíritus y mensajeros del inframundo). En casos extremos, Colmillo Sagrado también puede proteger a Sesshōmaru de ataques potencialmente letales al emitir una barrera de niebla negra. La barrera protectora es capaz de bloquear el Kaze no Kizu de Colmillo de Acero y el Gokuryūha de Colmillo Nublado. Sin embargo, en ninguno de los casos la barrera fue completamente efectiva, ya que ambos ataques lograron dañar a Sesshōmaru hasta cierto punto. La espada normalmente emite un aura azul cuando está en uso y posee una voluntad propia que Sesshōmaru puede sentir.
    • Réplica de Colmillo de Acero: Al aplastar un fragmento del espejo de Kanna obtenido de Byakuya bajo la orden de Naraku en la Colmillo Sagrado, Sesshōmaru pudo copiar y robar las formas y habilidades de Colmillo de Acero. Esta habilidad parecía ser algo transitoria, ya que Inuyasha pudo reclamar los poderes robados de Colmillo de Acero simplemente chocando las espadas. Naraku pudo poseer esta forma de Colmillo Sagrado debido a que el fragmento de espejo de Kanna se extendió sobre la espada. A pesar de saber que Naraku estaba jugando con él, Sesshōmaru aceptó el plan de Naraku con el propósito de ver si Inuyasha podía manejar el Meidō Zangetsuha. Una vez que lo hizo, Sesshōmaru le pasó la técnica a su hermano.
  • Sesshomaru cuando obtiene a Bakusaiga

    Colmillo Explosivo: es el arma más actual de Sesshōmaru. Se manifestó de la mano del brazo izquierdo completamente regenerado de Sesshōmaru durante su batalla con Magatsuhi. Su creación significó la graduación de Sesshōmaru en un Daiyōkai en toda regla, que durante mucho tiempo se había visto comprometido por su obsesión con Colmillo de Acero. Tōtōsai comentó que su capacidad para manifestar su propia espada sugería que su fuerza y ​​poder habían superado a los de su padre y connotaban su crecimiento a través de las muchas pruebas que soportó para emerger como Daiyōkai. Bakusaiga finalmente sirvió como producto de este "rito de iniciación".
    • Descomposición: la energía producida por Bakusaiga tiene un efecto extremadamente corrosivo sobre la materia orgánica, que persiste incluso después de una explosión del arma. Por ejemplo, Miroku comentó en un momento que, si Naraku intentara absorber algo que había sido asesinado por Bakusaiga, la descomposición cáustica conferida por Bakusaiga sería transferida del cadáver de lo que hubiera sido absorbido al propio Naraku.
      • Ola de corrosión explosiva: Sesshōmaru puede disparar la capacidad de descomposición de Bakusaiga como una ola de energía explosiva que puede matar a miles de demonios de un solo golpe. Aunque es similar al Kaze no Kizu pero con mucha más energia. [20].

Relaciones

Familiares

  • Su madre: Solo se muestra por una pequeña cantidad de tiempo, el nombre de la madre de Sesshōmaru nunca se menciona. Ella es una yōkai completa que es extremadamente similar a su hijo: la luna en su frente, una actitud similar y una actitud condescendiente similar a los humanos. Ella le preguntó despreocupadamente si traía a dos niños humanos con él, Rin y Kohaku, porque planeaba comérselos. Cuando Sesshōmaru fue a visitarla, fue para fortalecer y madurar su poder de Meidō Zangetsuha. Sabía que él vendría a hacer esto al ver que finalmente pudo desbloquear el nuevo poder, afirmando así que para hacerlo, debía de intercambiarlo con la vida de Rin. Su actitud cambia de generosa a irritada cuando Sesshōmaru ignora su oferta, haciendo que parezca que ella ya no se preocupa por él. A pesar de que ignora el hecho de que Rin es humana, todavía tiene sentimientos maternales hacia Sesshōmaru. Preocupada por la tristeza de su hijo, la madre de Sesshōmaru resucitó a Rin con la Piedra Meidō . Cuando Rin revive, Jaken dice que es una madre honorable por hacerlo. Ella le pregunta a Jaken si está feliz de esta manera, y él dice que lo más probable es que sea así. Más tarde declara: "Todo este alboroto por una niña humana ... Se está volviendo como su padre de las formas más extrañas", refiriéndose a la bondad de su padre hacia los humanos.
  • Toga: La relación de Sesshōmaru con su padre era algo distante y distanciada. Se sabía que su padre había dejado a la madre de Sesshōmaru y se había enamorado de una mujer mortal llamada Izayoi, quien se convirtió en la madre de su medio hermano menor, Inuyasha. Sesshōmaru exigió que su padre le diera tanto a Colmillo Nublado como a Colmillo de Acero, y se observó que Tōga estaba decepcionado por la sed de poder de su hijo mayor. Tōga luego le preguntó a su hijo si tenía a alguien a quien proteger. Cuando Sesshōmaru respondió "no", Tōga se fue y se llevó las dos espadas que Sesshōmaru deseaba poseer con él[2]. Por su parte, Sesshōmaru estaba extremadamente resentido con su padre por dejar a Colmillo de Acero en manos de Inuyasha en lugar de él, y por varios otros desaires (en su mayoría imaginarios o incomprendidos). Sin embargo, a medida que Sesshōmaru maduraba, llegó a comprender la mayoría de las acciones de su padre y, a través de la adquisición de Colmillo Explosivo, se dio cuenta de que su padre simplemente quería enseñarle de bondad.
    • Inuyasha: Aparte del hecho de que Sesshōmaru odiaba a los humanos y a los Hanyo, Sesshōmaru despreciaba a Inuyasha no solo porque manejaba a Colmillo Sagrado, fuera medio demonio y su medio hermano, sino también porque no podía soportar el hecho de que la sangre de demonio de su padre. recorre sus venas. El odio de Sesshōmaru por Inuyasha parecía provenir al menos en parte de su tensa relación con su padre; tanto por el hecho de que le dieron la espada "inutil" Colmillo Sagrado en lugar de Colmillo de Acero, como por su incapacidad para entender las afinidades de ambos por los humanos. Después de mucho crecimiento y reflexión, Sesshōmaru finalmente comienza a preocuparse por Inuyasha, aunque nunca lo admitiría, y viceversa. Mientras Sesshōmaru continúa haciendo comentarios groseros hacia Inuyasha, su relación finalmente mejora y parecen cuidarse mutuamente en la batalla, como se muestra cuando unen fuerzas para luchar contra Naraku. Sesshōmaru parecía haber perdido más o menos su antipatía por Inuyasha, e incluso decidió dejar a Rin en la aldea de Kaede (que era el hogar de Inuyasha) para que ella se reintegre a la sociedad humana. Sin embargo, los dos hermanos todavía no se muestran un afecto particular el uno por el otro y tienden a evitarse siempre que sea posible.
      • Kagome Higurashi: Debido a su relación con Inuyasha, y su odio por todos los humanos en general, Sesshōmaru tenía poca consideración por Kagome. Parte de su aceptación a regañadientes de ella y su medio hermano Inuyasha proviene de su compañía con Rin. De hecho la demostración más firme de confianza hacia su cuñada fue cuando ésta le preguntó al momento de llevarse a sus hijas recién nacidas lejos de su esposa para protegerlas si es que sus actos tenían algo que ver con Kirinmaru a lo que Sesshomaru se detuvo momentáneamente y sin decir una sola palabra, supo de inmediato que Kagome tenía razón.
¿No puedo salvar a Rin? ¿No puede ser salvada? Tenseiga ... La dejé morir. Por algo como esto. Nada de lo que podría haber ganado valió la pena perderla. ¡Nada es más importante que la vida de Rin!
— Sesshomaru mostrando su frustración por no poder revivir a Rin

Rin es su esposa y junto con ella, tuvo a las gemelas Hanyō, Towa y Setsuna. Si bien, se desconoce cómo iniciaron está relación, desde que Sesshomarū aceptó que Rin viaje junto a él, Jaken y Ah-Un, ha sido alguien protector con ella , salvándola las veces que la han secuestrado y admitió en la segunda vez que la vio morir “no hay nada más valioso para mí, que la vida de Rin”. Sin embargo, dejó que ella aprenda a ser autosuficiente buscando su propia comida, con la ayuda de Jaken por si algo le sucedía. Demostrando que Rin es alguien importante para él, ha sido capaz de arriesgar su propia vida para salvarla hasta en un campo de energía para purificar yōkai o hanyō y actualmente, demostrándolo también en Hanyo no Yashahime, al velar por su seguridad y bienestar al estar dormida dentro del árbol de las eras. El sentimiento de Rin hacia Sesshomaru es recíproco, en especial después de que fuera maldecida por Zero, ella sin pensarlo dos veces tomó la mano de su esposo y puso a Colmillo Explosivo en su cuello con la intención de morir para matar a Zero si con eso protegía a sus hijas aduciendo que el amor que sentía por ellas es tan grande como el que siente por él [9].

  • Towa & Setsuna: Sesshōmaru junto a Rin, tuvo dos niñas gemelas hanyo y ambas nacieron en la aldea de Kaede. El día del nacimiento de sus hijas, Sesshomaru fue visitado por Zero quien le advierte que la vida de sus hijas corría peligro con la aparición de Kirinmaru[7], por lo que sin perder el tiempo y sabiendo que él era un peligro para su familia, tomó a sus hijas separándolas de su amada quien ya sabía lo que Sesshomaru iba a hacer y las ocultó durante catorce años. Sin embargo diversas situaciones hicieron que ambas hermanas terminen separadas y terminen reencontrándose muchos años después. No obstante, a pesar de su abrupta separación, Sesshomaru demostró que era un excelente padre en especial jugando un importante papel en la crianza de su hija menor Setsuna siendo responsable a la distancia de enseñarle a cómo defenderse por sí sola, a leer y escribir (cosa que en esa época era un privilegio para pocos).

Cuando ambas hermanas luchaban contra Kirinmaru, Sesshomaru interviene a favor de sus hijas ahuyentando por el momento al Daiyokai [13]

Cuando Setsuna se transforma en un Yokai completo, Sesshomaru es el primero en percatarse de la transformación de su hija y su comentario se limita a pensar en que Setsuna no pudo reprimir el lado demoníaco de su sangre.

Compañeros

  • Jaken: Sesshōmaru se encontró con Jaken cuando pasaba por una tierra lejana. Un gran demonio estaba causando estragos entre Jaken y otros diablillos que se le parecían cuando Sesshōmaru mató al demonio con sus simples garras. A pesar de la inmensa muestra de gratitud de Jaken, Sesshōmaru afirmó que solo estaba de paso. Sesshōmaru caminó hasta una cascada cercana y sacó el Nintojo. Le dijo a Jaken que si podía empuñar el arma, podría seguirlo. Jaken respeta profundamente y siempre elogia a Sesshōmaru, para disgusto de yokai. A veces, se deja llevar demasiado y termina insultando a Sesshōmaru, lo que suele provocar un par de golpes en la cabeza. Jaken es condescendiente con todos menos con Sesshōmaru. Jaken es (a regañadientes) consciente de la compasión de Sesshōmaru hacia Rin.
  • Rin: es una humana huérfana que se convierte en la compañera de viaje de Sesshōmaru y Jaken. Cuando Sesshōmaru fue herido por intentar robarle Colmillo de Acero nuevamente a Inuyasha, Rin intentó valientemente cuidarlo mientras yacía cerca de un árbol, llevándole agua y comida. Sesshōmaru inicialmente rechazó su amabilidad, diciendo que su generosidad era un desperdicio, ya que no come comida humana. Ella continúa llevándole cosas y su sonrisa lo toma desprevenido. Después de que la manada de lobos de Koga mataran a Rin. Sesshōmaru, reconociendo el olor de la sangre de Rin, tropezó con su cadáver en el bosque. Inicialmente iba a ignorarla, pero la imagen de su sonrisa brilló en su mente y desenvainó a Colmillo Sagrado, que habia comenzado a latir. Luego vio a los seres del inframundo rodear a el cuerpo de Rin y decidió matarlos con la espada como "prueba". Para su sorpresa, el corazón de Rin comenzó a latir de nuevo y revivió. A partir de ese día, ella estaría al lado de Sesshōmaru junto con Jaken y un demonio dragón de dos cabezas conocido como Ah-Un. La calidez y la amabilidad de Rin juegan un papel importante en Sesshōmaru. Su creciente compasión por ella le permite avanzar en la batalla. Constantemente la rescata y cuida de ella a pesar de afirmar que no se preocupa por ella. A menudo le dice que se quede en un lugar seguro con Ah-Un cuando sabe que va a un lugar peligroso. A menudo evita matar delante de ella, a menos que sea la única forma de protegerla. Cuando Sesshōmaru buscó mejorar su técnica Meidō Zangetsuha, pero se da cuenta de que fue a costa de la vida de Rin, finalmente sintió pena por la pérdida de su amada compañera. Preocupada por la tristeza de su hijo, la madre de Sesshōmaru resucitó a Rin con la Piedra Meidō. Después de la derrota de Naraku y después de algunas sugerencias de Kaede, Sesshōmaru estuvo de acuerdo en que Rin necesita residir en una aldea para acostumbrarse a vivir con humanos una vez más y donde esté a salvo de posibles daños. Él continúa haciendole visitas regulares, a menudo trayendo regalos con él. Actualmente, en Hanyo No Yashahime, es su esposa y madre de sus dos hijas gemelas hanyō, además vela por su seguridad y bienestar al estar dormida dentro del árbol de las eras.
  • Kohaku: Naraku secuestró a Rin usando a Kagura e hizo que Kohaku sirviera como su guardia. Después de ser gravemente herido por Sesshōmaru e Inuyasha en su castillo, Naraku había huido y le había ordenado a Kohaku que matara a Rin. Controlado mentalmente, Kohaku estaba listo para matarla, pero Sesshōmaru llegó y decidió no matar a Kohaku, sabiendo que eso era lo que Naraku quería que hiciera. Después de la muerte de Kikyō, Kohaku decidió seguir a Sesshōmaru, quien no parecía estar en contra de la idea, y Sesshōmaru también comienza a protegerlo, aunque al igual que Rin, Sesshōmaru no lo mimaba en absoluto. Kohaku forma una gran amistad con Rin y la protege en tiempos de problemas. Sesshōmaru claramente respeta las habilidades de Kohaku, ya que confiaba en él para defender a Rin en sus ausencias. En su batalla con Magatsuhi , Kohaku intenta proteger a Sesshōmaru. Finalmente, Kohaku se separaría de Sesshōmaru y permanecería con su hermana, Sango, y el resto de la banda de Inuyasha antes de la batalla con Naraku.
  • Ah-Un: es un dragón yōkai de dos cabezas que viajó al lado de Sesshōmaru durante mucho tiempo. Fue el primer 'compañero de viaje' de Sesshōmaru y siempre fue leal a su maestro. Ah-Un siempre cuidó y protegió a Rin cuando Sesshōmaru dejaba a sus compañeros por un tiempo.

Otros

  • Kagura: Al principio, Sesshōmaru parecía estar molesto con las constantes apariciones de Kagura porque sentía que no tenía la obligación de ser "usado" para luchar contra Naraku para que ella pudiera ser libre. Eventualmente, sus visitas serían útiles ya que ella le proporcionó información sobre el paradero de Naraku. Después de ser herida por los cañones ligeros de Goryōmaru, cae a un río cerca de Sesshōmaru. Inicialmente, rechaza la propuesta de Jaken y Rin de ayudarla, pero después de que sus dos compañeros caen al agua en un intento por salvarla, los salva a los tres. Después se quedó con ella y le advirtió que no hiciera nada que pudiera hacer que la mataran. Se insinúa que Kagura tenía sentimientos románticos por Sesshōmaru, ya quiso verlo "una última vez antes de morir". Al luchar contra Mōryōmaru, tanto él como Sesshōmaru perciben el olor de la sangre de Kagura. Mōryōmaru se ríe y bromea sobre cómo Kagura habrá muerto en vano. Esta idea enfurece a Sesshōmaru y él rompe a Tōkijin mientras ataca a Mōryōmaru. Después de que Mōryōmaru huye, Sesshōmaru encuentra a Kagura, quien está muriendo lentamente en un campo de flores como resultado del miasma de Naraku. Sintiendo que es demasiado bueno para ser verdad, Kagura le pregunta a Sesshōmaru si pensaba que encontraría a Naraku allí, pero Sesshōmaru responde que sabía que era Kagura. Después de escuchar esto, Kagura pudo morir en paz, sabiendo que en ese instante, Sesshōmaru se había preocupado por su bienestar en sus últimos momentos. La preocupación de Sesshōmaru por ella después de oler su sangre en la batalla con Mōryōmaru hizo que Colmillo Sagrado estuviera lista para ser convertida en un arma. Tōtōsai explica que algo en el corazón de Sesshōmaru había cambiado al sentir el dolor y la ira de saber que alguien muere injustamente. Después de aprender el Meidō Zangetsuha por primera vez, sopla una brisa y Sesshōmaru decide que él, Sesshōmaru, decidirá si Kagura murió en vano o no.
  • Bokusenō: es el único de los antiguos amigos de Tōga que se lleva bien con Sesshōmaru. Por lo tanto, Bokusenō es el único al que Sesshōmaru puede pedir información sobre las espadas de su padre, ya que tanto Tōtōsai como Myōga tienen demasiado miedo de reunirse con él. Siempre que Sesshōmaru se encuentra con Tōtōsai, Sesshōmaru generalmente termina amenazando su vida o intentando matarlo cuando Tōtōsai se niega a cooperar con él. Sin embargo, cuando está con Bokusenō, Sesshōmaru trata al árbol con respeto y abandona su tono altivo normal con el que suele hablar con la gente. Bokusenō tiene los poderes de Sesshōmaru en alta estima y está de acuerdo con Sesshōmaru cuando este último afirma con desdén que sería imposible para él estar arrinconado en una situación desesperada. Parecería que Sesshōmaru se reúne con Bokusenō con frecuencia,Tenseiga con Bokusenō indica que pensó que Bokusenō era la forma más segura de llevarle la espada a Sesshōmaru sin dársela directamente, lo que sugiere que Sesshōmaru visita a Bokusenō con cierta frecuencia. Bokusenō reacciona a las visitas de Sesshōmaru con alegría y siempre está dispuesto a darle cualquier información que necesite. A pesar del hecho de que Bokusenō quizás sea lo más parecido que Sesshōmaru tiene a un amigo, puede que no se consideren amigos, ya que Jaken se refiere a Bokusenō como "el amigo de tu padre" en lugar de "tu amigo". Sin embargo, Bokusenō parece ser el único demonio además de Jaken & A-Un con el que Sesshōmaru se lleva bien, ya que trata a todos sus otros conocidos, incluida su propia madre , con desdén.
  • Sara y Sesshomaru

    Sara Asano: Después de que Inuyasha le cortara el brazo izquierdo como resultado de su intento de reclamar Colmillo de Acero para sí mismo, Sesshōmaru buscó un lugar para recuperarse y pasó por el Castillo Asano. El Clan Asano estaba al borde de perder ante un enemigo, sin embargo, Sesshōmaru cortó fácilmente las líneas enemigas con estas garras en su camino para encontrar refugio. La princesa Sara se enamoró de Sesshōmaru a primera vista cuando sus ojos se encontraron cuando lo vio derrotar a los enemigos de su clan. Mientras descansaba, Sara se escondió detrás de los árboles y miró a Sesshōmaru, a menudo escuchando sus murmullos inconscientes acerca de querer Colmillo de Acero. Más tarde, Sara sufrió una enfermedad terminal y pasó sus últimos días en un convento con monjas después de que el castillo de Asano fuera incendiado por su propio padre, que se volvió loco después de presenciar la fuerza de Sesshōmaru. Como Onigumo, En los momentos finales de Sara, fue visitada por demonios que le explicaron que si les daba su cuerpo, la ayudarían a destruir a Inuyasha, y recordó las palabras anteriores de Sesshōmaru sobre querer la esparada desu hermano. Ella se rindió a los demonios y le preguntó a Sesshōmaru que si cumplía su deseo, él reconocería sus sentimientos. Sesshōmaru le dijo que hiciera lo que quisiera. Después de presentar una Colmillo de Acero robada a Sesshōmaru, este rechazó la espada y reveló que no tenía ningún interés en tal cosa. Luego, los demonios se apoderaron del cuerpo de Sara y trataron de matar a Sesshōmaru. Mostrando compasión, Sesshōmaru destruyó los demonios dentro de Sara, permitiendo que su alma se salvara. Colocó su flauta en sus cenizas y le dijo que siguiera tocando su flauta en el inframundo.
  • Sesshomaru, Kikyo y Rin

    Kikyō: Apenas hay interacción entre Kikyō y Sesshōmaru, sin embargo, se encuentran brevemente y Sesshōmaru le pregunta si detesta a Kagome o si la está "poniendo a prueba". Kikyō responde que desprecia todas las cosas y criaturas vivientes atadas al tiempo. Sesshōmaru le dice que haga lo que crea conveniente, pero afirma que él será el que mate a Inuyasha. En el monte Hakurei, Kikyō dispara una flecha a la forma malvada de Suikotsu, salvando a Rin. Sesshōmaru está familiarizado con su olor, ya que cuando Kohaku expresa el deseo de asegurarse de que Kikyō esté bien, Sesshōmaru le informa de su desaparición[21].
  • Sango: Hubo una interacción mínima entre Sesshōmaru y la asesina de demonios. Sango fue quien le informó a Sesshōmaru que Rin estaba inconsciente debido al veneno de Magatsuhi, lo que hizo que se apresurara a regresar al lado de Rin. Durante la batalla final con Naraku, Sango confiesa por vergüenza y arrepentimiento que estaba dispuesta a matar a Rin para salvar a Miroku, aunque le ruega que posponga su asesinato hasta que Naraku haya sido derrotado. Sesshōmaru prioriza en silencio el rastreo del olor de Naraku, aunque examina el comportamiento compasivo y la disculpa genuina de Sango al darle a Rin su máscara de gas para protegerse contra el miasma, y ​ el comportamiento amable de Rin hacia Sango a cambio. Al final, deja ir la indiscreción y deja que Sango viva en paz.

Curiosidades

  • El kanji de "Sesshō" significa "muerte o destrucción.". El sufijo "Maru" es un sufijo que a menudo se añade al final de un nombre japon és para los hombres jóvenes en familias samurai. Ellos utilizan este nombre hasta que fueran reconocidos como los adultos, después de l ! o cual estaban dispuestos a adoptar un nuevo nombre. Sin embargo, se dice que "maru" también se puede traducir como la palabra para "círculo o perfección". Se puso de manifiesto en una de las guías de Inuyasha de Rumiko Takahashi que su nombre significa "perfección matando", que mejor describe su personalidad habitual. También los primeros emperadores japoneses que eran demasiado jóvenes o eran de otra manera incapaz de gobernar se llamaba 'Sesshō' (摂 政), por lo general tenían un regente de un clan noble.
  • Sesshōmaru aparece como un arte conceptual en las portadas del Capítulo 9, antes de ser presentado como un personaje[22].
  • Al igual que otros personajes demoníacos, no se sabe su verdadera edad, solo su edad en términos de años humanos. Si bien las fuentes no oficiales lo enumeran como +200, +500 o +900 , Rumiko ha evitado dar una edad específica y solo ha mencionado en una entrevista que él, y otros demonios, pueden vivir por docenas o cientos de años y que quiere que los fanáticos hagan sus propias conjeturas sobre su edad real en función de su apariencia.
  • Las primeras apariciones de Sesshōmaru en el manga tienen una ilustración algo infantil, y se le muestra sonriendo y burlándose de sus enemigos con frecuencia. Esta parte de su personalidad comienza a desvanecerse poco a poco después de que Inuyasha le corta el brazo. Su ropa y armadura también cambian a medida que avanza el manga. Sin embargo, en el anime es frío y rara vez muestra emoción desde su primera aparición.
  • Su mokomoko-sama crece considerablemente en el transcurso del manga, pasando de una banda de pelo relativamente pequeña a un montón de pelo masivo que se arrastra detrás de él mientras camina.
  • El látigo de energía de la luz es exclusivo del anime. En la mayoría de las escenas en las que Sesshōmaru usa el látigo de luz en el anime, en el manga usó su Mokomoko.
  • Es mayormente emparejado con Rin por la mayoria del fandom y se sospecha que ella es la madre de las gemelas hanyo Towa y Setsuna.
  • Sesshōmaru solo se transforma a su verdadera apariencia tres veces en la serie:
  • Sesshomaru comenzó como un antagonista, pero a medida que progresó la serie se convirtió en un protagonista y en uno de los principales personajes más importantes por vencer de Naraku. Su espada Tenseiga (en español "colmillo sagrado") fue la única espada capaz de matar a Magatsuhi. Además Bakusaiga era la única espada capaz de prevenir la regeneración del cuerpo de Naraku.
  • A lo largo de su vida, sólo ha salvado cuatro seres humanos, incluyendo Kagome y Rin.
  • Se considera que Sesshomaru  tiene una habilidad sin nombre. Como se muestra en el segundo ending, fue visto volando en una estola roja y su mokomoko en el hombro también rojo. Esta habilidad nunca se ha visto en la serie o manga.
  • Los cambios en la apariencia de Sesshomaru se notan mientras progresa la historia. Comparando su primera aparición en el capítulo 13 con el último en el capítulo 558, que parece muy joven en el principio, pero al final, se ve más maduro, la armadura y la ropa que lleva cambia ligeramente en comparación al capítulo 13, página 5 con el capítulo 468 , página 1.
  • El patrón en kimono de Sesshomaru se basa en una cresta real de un clan samurai conocido como el Azai. Su miembro más famoso, Azai Nagamasa, estaba casado con la hermana de Oda Nobunaga Oichi un tiempo antes de ser asesinado por su cuñado.
  • Es interesante observar que mientras ambos padres Sesshomaru tiene cada uno una única raya azul / magenta en ambas mejillas, Sesshomaru tiene dos rayas magentas en cada una de sus mejillas. Podría ser que estos rasgos provienen de un abuelo biológico.
    • En la versión del manga, las rayas de las mejillas de Sesshomaru aparecen más irregulares, como las de sus padres. 
  • Es considerado como uno de los personajes mas atractivos del Anime/Manga InuYasha  
  • Rumiko Takahashi dijo en una entrevista que Inuyasha es un akita inu. Ya que Sesshōmaru es medio hermano de Inuyasha tambien sería un Akita Inu. A pesar de esto, cuando Sesshōmaru aparece en verdadera forma  algunas de sus características no tienen la apariencia de un Akita (ej. orejas y cola). 
  • Se dice en el Episodio 162 , que Sesshōmaru no sabe cuándo Inuyasha pierde sus poderes como medio demonio y se convierte en humano.
  • Sesshomaru le ha dicho a Rin que no come comida humana.
  • En Zusetsutaizan Ōgikaiden , Sesshōmaru se describe como " maravillosamente escalofriante. El demonio más fuerte de la era de los Reinos Combatientes " .
  • A pesar de que el episodio 04 de Hanyo no Yashahime literalmente confirmo que Rin es la madre humana de Towa y Setsuna fue la misma Rumiko Takahashi quien declaro que es la ESPOSA de Sesshōmaru y que el mismo creció aceptando nuevas formas de vida sin apegarse al pasado cuando despreciaba a los humanos ya que está muy influenciado por su esposa[26].

Referencias

  1. Solamente en el anime Hanyo no Yashahime. Al concluir la historia del Manga no tenia pareja ni descendencia conocida.
  2. 2,0 2,1 InuYasha - La espada conquistadora
  3. InuYasha - Fuego en la Isla Mística
  4. 4,0 4,1 Episodio 01 - Hanyo no Yashahime
  5. InuYasha: Desde entonces
  6. 6,0 6,1 Episodio 03 - Hanyo no Yashahime
  7. 7,0 7,1 7,2 7,3 7,4 7,5 Episodio 15 - Hanyo no Yashahime
  8. Episodio 08 - Hanyo no Yashahime
  9. 9,0 9,1 Episodio 27 - Hanyo no Yashahime
  10. Episodio 14 - Hanyo no Yashahime
  11. Episodio 01 - Hanyo no Yashahime
  12. Episodio 20 - Hanyo no Yashahime
  13. 13,0 13,1 Episodio 18 - Hanyo no Yashahime
  14. Episodio 22 - Hanyo no Yashahime
  15. Episodio 23 - Hanyo no Yashahime
  16. Episodio 24 - Hanyo no Yashahime
  17. Episodio 25 - Hanyo no Yashahime
  18. Episodio 28 - Hanyo no Yashahime
  19. Episodio 29 - Hanyo no Yashahime
  20. Rumiko Takahashi declaró que el ataque de onda yōki de Bakusaiga posee mucha más energía que una explosión de poder total del Bakuryūha de Inuyasha
  21. InuYasha - El amor a través del tiempo
  22. InuYasha, capítulo 9, página 3
  23. InuYasha; Episodio 7
  24. InuYasha: acto final, Episodio 9
  25. InuYasha: acto final, episodio 17
  26. @xs01cn Rumiko Takahashi's answer 26/10/2020
InuYasha
Manga InuYasha  •  Lista de volúmenes  •  Capítulos
Personajes InuyashaKagome HigurashiMirokuSangoShippoKiraraKikyoSesshōmaruJakenRinHojoKohakuKogaNaraku
Anime InuYashaInuyasha: El acto finalKuroi TessaigaHanyō no Yashahime  •  Lista de episodios
Películas El amor que trasciende el tiempoEl castillo de los sueños en el espejoLa espada conquistadoraFuego en la isla mística
Juegos InuYashaYomigaeru MonogatariInuYasha TCG
InuYasha: Kanketsu-Hen
Personajes InuyashaKagome HigurashiMirokuSangoShippoNarakuKaguraKannaHakudoshiMoryomaruTsubakiKikyoSesshōmaruMadre de SesshomaruRin
Episodios 1234567891011121314151617181920212223242526
Música Kimi ga inai MiraiWith YouDiamondTooi Michi no Saki de
Hanyo no Yashahime logo japonés.pngHanyō no Yashahime
Personajes MorohaTowa HigurashiSetsunaHisuiKohakuTakechiyoSota HigurashiYotsumeSesshōmaruRinInuyashaKagome HigurashiMirokuSangoShippoKiraraJakenMei HigurashiNe no KubiMoe HigurashiKirinmaruOsamu KirinMujer de tres ojosKyukiJyubeiTakechiyoRikuZeroRionEspíritu del árbol de las eras
Episodios (T1) 010203040506070809101112131415161718192021222324
Episodios (T2) 252627282930313233343536373839404142
Manga 1234
Música (T1) New EraBreakBURNKesshou
Música (T2) ReBornKyomeiTomei na SekaiAnaaki no Sora
Otros Hanyo no Yashahime MamedangiMariposa de los sueñosPerlas arcoírisHanyoYashahimeCuatro PeligrosCometa AciagoMaldición de las escamas plateadas
Advertisement